¡Recibe las novedades en tu email!

domingo, 3 de junio de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Esto de los despistes tontos me está pasando con más frecuencia de lo que debería, lo peor es que por culpa de mis olvidos estoy metiendo la pata más de una vez e incluso alguna vez alguien se ha mosqueado conmigo por culpa de que yo he olvidado algo. Maridín está gastando más saldo que una adolescente porque desde el trabajo me avisa de que me tengo que tomar la pastilla, que se me olvida también y lo mismo me acuerdo 4 horas más tarde (o ni eso).

Lo dicho, un caos. Hay momentos en los que quedo como una tonta, porque a lo mejor alguien me pide algo o me pregunta algo y ese transcurso de segundos tan mínimo, a mí se me olvida lo que la otra persona a dicho ¿Cuántos segundos tengo ahora mismo de memoria?.

El caso más reciente me pasó justo ayer a la hora de la merienda, estaba sola, menos mal. Como os habré dicho alguna vez (creo, y si no os lo digo ahora) maridín me deja una bolsita con las cosas que necesito para la merienda y para pasar la tarde, que picoteo mucho. Esta bolsa es alta y rígida (Yasmin tú sabes cuál es, me la trajiste con el gorrito y los patucos. Si Dios quiere tengo que enseñaros eso también, que no he hecho fotos aún).

Bien pues me dejó maridín ayer por la tarde esta bolsita con un trozo de pan, un paquetito de mantequilla (como estos pequeñitos de las cafeterías), un plátano, una manzana, el paquetito de cacao en polvo para la leche, etc... Allá que voy yo y saco el pan, que estaba al principio de la bolsa así que no hay problema. Voy a buscar la mantequilla.

¿Dónde estará la mantequilla? Remuevo la bolsa a un lado, a otro, no la encuentro. Empiezo a sacar todo para ver si el paquetito está al fondo y como es pequeño no doy con él. ¡Vamos allá!: Saco la manzana, el plántano, el paquetito de cacao en polvo, un kiwi, un paquete de chicles de fresa (no recordaba que estuvieran ahí), otro kiwi, la cajita de las vitaminas que también tengo que tomar, la cajita de las pastillas anti-contracciones... Ya he sacado todo ¡Mira, ahí está la mantequilla!.

Bien, ya la tengo. Vuelvo a meter las pastillas anti-contracciones, las vitaminas, los chicles, los kiwis, el cacao en polvo, el plátano, la manzana. Cojo mi pan tan contenta y voy a coger la mantequilla... ¿Dónde está la mantequilla?. Busco en todo mi alrededor, levanto la sábana a ver si se ha escondido, miro la mesilla a ver si la he puesto ahí encima. No está por ninguna parte.

No puede ser...

...Me la he dejado dentro de la bolsa.

6 comentarios:

  1. Jajajaja bueno esas cosillas son habituales en mi y no estoy de resposo ni con medicación jajaja, tu al menos tienes excusa yo no jeje. Yo a veces busco cosas que ya me he comido jejeje eso es más decepcionante aún jajaja

    ResponderEliminar
  2. Assalamu aleikum.
    Yo creo que podrían ser despistes por la preocupación o tener la atención puesta en otras cosas.
    Pero también se me ocurre si podría ser un efecto secundario de las pastillas que tomas, a veces ocurre con algunos medicamentos.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Yo también pienso que podrían ser efectos secundarios de la medicación... como dice Yasmin por lo menos tienes excusa, yo recordaba todas las fechas, todos los cumpleaños, aniversarios y demás y ultimamente se me olvidan las cosas de momento ¿estare envejeciendo?

    Pero lo de las pastillas se arregla poniendo una alarma. Ainsss las nuevas tecnologías nos atrofian el cerebro jejejejejee. Aunque realmente creo que es una excusa de maridin para saber como estás y escuchar tu voz...
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Las pastillas juegan muy malas pasadas, así que cógelo con mucha calma :)

    ResponderEliminar
  5. Como ya te han comentado,igual es un efecto de la medicación.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Tranquila, ahora tienes la excusa de las pastillas. Luego cuando nazca el peque y no os deje dormir de tirón la escusa será el sueño. Cuando ya os deje dormir pero no pare de día, la escusa es el agotamiento. Cuando dejan de agotarte entonces empiezan a entrar en la pre y en la adolescencia pura y dura, luego la escusa será que te estresan las hormonas de los demás. Luego crecerán... pero entonces ya te contaré como siguen las escusas. Yo creo que lo de los despistes es un privilegio que se nos otorga desde el momento en que quedamos embarazadas. Suerte y que todo te vaya bien.

    ResponderEliminar

Buscar

Ummu Aisha Al Magrebia © 2011. Con la tecnología de Blogger.

Parto y postparto

Mi pequeñín

Seguidores