¡Recibe las novedades en tu email!

lunes, 25 de junio de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Muchas veces leo a embarazadas que se encuentran algo perdidas en el tema de las molestias del embarazo, y no es que yo sea una experta, al fin y al cabo también soy primeriza, pero igualmente me gustaría compartir todo aquello que a mí me va siendo útil ante cada molestia que se me presenta ¡Espero al menos poder aportar un granito de arena!.

Comienzo con las náiseas porque es una de las primeras que aparecen y son muy frecuentes durante el primer trimestre. Yo empecé con náuseas leves allá por la semana 7, luego fueron en aumento y tuve que ir probando diferentes métodos para solucionarlas porque, lo que me sirvió al principio, ya no era tan útil más adelante y tuve que añadir algún truquillo más. Gracias a Dios puedo decir que solo he vomitado un par de veces en lo que llevo de embarazo (27 semanas en este momento), y que ambas fueron culpa mía, la primera por tomar zumo de naranja con el estómago vacío (tanto ácido mañanero no me sentó nada bien) y la segunda por cabezota de querer meterme en la cocina. Los olores me superaron. Dicho esto, vamos con los truquitos:

No dejar nunca el estómago vacío, comer a menudo pero siempre en poca cantidad: Además de masticar lento y recurrir a alimentos que se digieran con facilidad, nada de frituras y cosas así que la hacen más pesada. Esto me sirvió al principio, más adelante tuve que añadir otros trucos.

Tener siempre a mano galletitas saladas: Mi gran salvación, siempre las llevaba conmigo a donde fuera, si sentía náuseas, me comía una y asunto resuelto.

No forzarte a comer cosas que no te apetecen: ¿Para qué? Te va a causar molestias e incluso puede que acabes vomitando. Es mejor comer un poco de alguna cosilla que sí toleres en vez de hincharte de otra cosa que no te apetece y acabar vomitándola.

Tomar la comida fría: La comida en frío tiene menos olor, por lo tanto suele molestar mucho menos. Se pueden recurrir a ensaladas (que igualmente pueden llevar pollo, pasta, legumbres...) o incluso se puede tomar la comida sin calentar. En mi caso tenía que comer lo que me trajera mi suegra porque para mí era imposible pisar la cocina, así que le pedía que me trajera la comida fría o, en caso de que estuviera caliente, la mantenía bien lejos de mí hasta que se enfriaba y entonces comía.

Cuanto más simple sea, mejor: Aunque siempre hayan gustado las especias y tal, durante el embarazo la mayoría rechazamos casi cualquier ingrediente "de más". Yo solo quería cosas que llevaran sal y poco más, se me hacía mucho menos pesado y comía mejor.

Tomar el ácido fólico por la tarde o noche en vez de por la mañana: Esto es algo que pocos médicos dicen pero el ácido fólico también provoca náuseas. Yo lo leí en el prospecto y me resultó raro, me dio por buscar y en algunos foros vi que a muchas embarazadas se les mejoraron las náuseas matutinas cambiando de hora la toma del ácido fólico. El momento que mejor me fue a mi era a mitad del almuerzo, así no me pillaba con el estómago vacío, pero tampoco tan lleno como para resultar pesado.

Esto es lo que yo he probado y me ha ido bien, pero cada mujer es un mundo y tocará probar hasta encontrar alguna solución. Si buscáis podréis encontrar muchos más trucos que yo no los cuento porque no los he probado, como por ejemplo el añadir un poco de jengibre a las comidas o beber agua con limón cuando se sientan náuseas.

Tanto estos dos trucos como los anteriores que os he contado no tienen ninguna contraindicación en el embarazo, pero si buscáis remedios en internet os encontraréis un poco de todo y será necesario consultar a vuestro médico antes de usarlos, por ejemplo, en una web vi que un remedio para las náuseas es hacerse un té con canela, pero ni se os ocurra tomarlo. El té con canela provoca contracciones uterinas, suele tomarse cuando el periodo tarda en bajar o cuando alguna embarazada desea provocar o acelerar su parto.

No lo olvidéis, antes de tomar nada, consultad al médico.

9 comentarios:

  1. Muchas gracias por los truquitos.
    Espero que tú te vayas sintiendo mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada! Bueno, ya no me acompañan cada día así que es un alivio, pero cuando aparece según qué olor vuelven conmigo, por ejemplo no soporto el olor de la cebolla o la kefta jiji. Besotes!

      Eliminar
  2. Muchas gracuas ukhti por compartir tus consejos seguro que ayudas a muchas futuras mamás. Yo no tuve náuseas ni vómutos alhamdulillah pero quién sabe si en el siguiente...Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada ukhti, insha Allah. Cada embarazo es un mundo incluso en la misma mujer, dicen que el segundo suele ser peor o que depende de si es niño o niña. Sea lo que sea, que el siguiente vaya igual de bien o mejor, insha Allah!. Besotes

      Eliminar
  3. muchas gracias por tus consejos, las mias son bastante ligeras y te cuento que empezaron en seguida, desde las primeras semanas y ahi estan haciendome compania cada dia :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada guapa!. Espero que sigan siendo así de ligeras y que desaparezcan enseguida. Aunque estoy segura de que si desaparecieran ahora las echarías de menos... jajaja. Besotes!

      Eliminar
  4. Gracias cielo siempre viene bien tener estos trucos
    a mano que nunca se sabe quien te puede pedir ayuda.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. interesante lo del ácido folico, no lo sabía. El resto, muy buenas recomendaciones jeje besos¡

    ResponderEliminar
  6. Algo que me han dicho que funciona en el embarazo (yo no tengo niños, pero cuando tengo nauseas me va muy bien) es el jengibre fresco!

    ResponderEliminar

Parto y postparto

Mi pequeñín

Seguidores