¡Recibe las novedades en tu email!

miércoles, 11 de julio de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

En realidad tenía que haber escrito esto para el sábado, pero como veis continúo un poco ausente en el mundo internáutico. Y es que es muy molesto tener el portátil encima, así que lo intento porque es con lo que más me entretengo durante todo el día, aquí leo blogs, libros, veo videos, estudio... Pero es complicado aguantar con él encima. Maridín me ha mandado a hacer una mesilla para que pueda ponerme mejor con el portátil, espero que no tarde mucho.

Sobre la semana 29 la verdad es que tengo poco que decir, todas las molestias que se supone que tocaban en esta semana ya las pasé en la anterior (acidez de estómago, dolor de espalda) y en esta semana no he tenido casi ninguna molestia. Increíble pero cierto, ha sido una semana muy tranquila, es cierto que me ha dolido un poco la espalda, faltaría más, todo el tiempo estoy tumbada o semitumbada en la cama, pero no ha sido tan pesado como la semana anterior.

La acidez que fue tan insoportable de repente desapareció, es algo que no entiendo porque no he cambiado nada en la alimentación, sigo cenando tarde, etc. Pero bueno, me alegro de que esta molestia se haya ido y no me hace falta buscarle un motivo.

Algo que sí ha cambiado en esta semana es el tema del estreñimiento... Con esto soy muy delicada y no me gusta hablar del tema, pero es que no me lo esperaba para nada. He tenido semanas más o menos difíciles pero de momento esta es la peor, debo decir que en parte tengo culpa. El caso es que siempre he funcionado como un reloj pero en esta casa hay un pequeño saloncito donde siempre está mi suegri viendo la tele y justo en frente está el servicio.

Para mí eso es muy incómodo porque básicamente es como si estuviéramos sentadas una delante de la otra, solo que con una puerta de por medio. No soporto que se sepa cuándo entro y salgo del servicio o qué estoy haciendo en él, hasta cuando me cepillo los dientes intento ser lo más discreta posible, así que en temas más escatológicos llego al punto de que, como haya alguien en el salón, me aguanto y no voy.

Normalmente la suegri suele salir por la mañana y a mí eso me venía genial, aprovechaba ese momento, pero hace un tiempo que se pasa el día entero viendo la tele, así que no encuentro oportunidad y eso me ha afectado mucho. A ver qué tal en los próximos días...

Respecto a Pimpollo, continúa con sus estiramientos y me he habituado a ellos. En principio era raro, parecía que los pies fuesen a atravesarme la barriga en cualquier momento, pero poco a poco me he habituado y ahora juego con sus piececitos. Por las tardes es cuando más se mueve (justo en la hora que duermo la siesta...) y suelo juguetear "agarrándole" los pies, él los cambia de sitio y yo los busco de nuevo.

Así paso un buen rato y me río porque parece como si de verdad estuviera jugando, además reacciona cuando toco la barriga y eso me encanta, a veces soy yo la que le provoca colocando la mano donde sé que están los pies para que empiece a dar sus pataditas. A maridín le hace menos gracia, con mi mano reacciona rapidamente, pero con la suya parece que le cuesta... Pimpollo love's mami! jijiji.

10 comentarios:

  1. Neni, y ¿porqué no lo hablas con tu suegri? dile lo molesta que estás, seguro que lo entiende y te deja unos minutillos sola para que te quedes tranquila.

    Por otro lado veo que Pimpollín va creciendo mucho y jugueteando contigo jajajaja, es lógico que con el papi no juegue tanto porque si está poco en casa... ¿el resto de la familia no te toca la barriguilla?

    Que te sea leve... besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dudo que vaya a quitarse un ratito de la tele... Más o menos lo he solucionado cambiando mi horario a la noche, ya que están todos dormidos y no hay nadie en el salón aprovecho, de momento parece que voy mejorando.

      A maridín se le cae la baba tocando la barriguilla y ya ha empezado a avisarme de que cuando él esté en casa, se encargará de Pimpollo. Verás que al final nos vamos a pelear por quién lo coge más jajajaja. Nadie más me ha tocado la barriguilla, solo maridín.

      Besotes!!!

      Eliminar
  2. Hola, lo del estreñimiento intenta evitar el no querer ir al baño, cuanto más tiempo te aguantes, las heces se van secando más dentro de los intestinos y eso agrava aún más el estreñimiento y sus consecuencias. Cuando tuve al mayor las comadronas me dieron un remedio que me fue de perlas, cada noche antes de cenar tomarme dos kiwis, va fenomenal y como les decía yo encima tienen vitamina C. Creo que nunca en mi vida he comido tal cantidad de kiwis como en esos meses, recuerdo que iba a comprarlos y me traia a casa bolsas de tres o cuatro kilos tranquilamente. Cuidaros y que vaya todo bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ui pues como ciruelas cada día pero la verdad es que no sabía qué horario sería mejor, voy a probar a tomarlas antes de la cena. Los kiwis los he probado y funcionan... demasiado!!. Paso de estreñimiento a todo lo contrario con tan solo medio kiwi, por eso decidí recurrir a las ciruelas jijiji. Besotes!

      Eliminar
  3. Uf, me ha dado mucha pena lo de la suegri y tu que no puedes entrar al wc... (ahora lo escribo y da risa, pero chica, me ha parecido duro el tema ...).
    Animo!! y que pimpollo siga creciendo así.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es para reirse, me siento como vigilada jajaja. Pero no se pasa nada bien!. Besotes

      Eliminar
  4. Ayyy, que incómodo convivir con otras personas... Yo también soy como tú y te entiendo.
    ¿Pero cómo es posible que tu suegra no se separe de la tele? ¿Es que no tiene cosas para hacer? jijiji
    Dile al papá que ya llegará su momento, cuando Pimpollo le prefiera a él. Así está mi niño ahora, que todo el tiempo quiere estar con su padre.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues va a ser que no jajaja. Oye, a ver si me voy a poner celosilla cuando Pimpollo prefiera a papi... :( jajaja. Besoteees

      Eliminar
  5. Jolín... te entiendo. La verdad es que aunque para algunas cosas pueda no estar del todo mal... el tener que compartir casa con otras personas aunque sean "de la familia" no es fácil... Espero que lo puedas solucionar todo cuanto antes =)

    Y qué guay lo de pimpollo!!! jeje, qué monería... habría que veros a los dos (maridín y tú) ahí peleándoos por el baby cuando nazca: "no no... déjame cambiarle los pañales a mí, que tú se los cambiaste la última vez..." jaja

    Un besote y espero que la semana 30 no traiga más complicaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que ya me veo en peleillas de ese tipo... jajaja. El tema de la convivencia la verdad es que no es fácil, más que yo estaba habituada desde pequeña a estar sola en casa porque mis padres trabajaban, pero bueno, ya encontraremos una solución :) Besotes

      Eliminar

Buscar

Ummu Aisha Al Magrebia © 2011. Con la tecnología de Blogger.

Parto y postparto

Mi pequeñín

Seguidores