¡Recibe las novedades en tu email!

lunes, 30 de julio de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

¡Objetivo conseguido, gracias a Dios! Me fijé como objetivo la semana 32 y aquí estoy, disfrutándola al máximo. Ahora mi objetivo es la 36, si Dios quiere. Novedades la verdad es que tengo pocas pero son muy buenas así que vamos bien. Una de ellas es que respiro mejor, eso no quiere decir que ya lo haga con normalidad pero el hecho de mejorar un poco ya es un gran alivio. Esto es porque la barriguita baja un poco y deja de presionar tanto al diafragma (según he leído).

Otra ventaja de esta bajada barriguil es que Pimpollo también está más bajo. Esto por un lado me asusta porque ya desde hace tiempo lo siento muy bajo, cuando mueve las manos os aseguro que siento su movimiento en la zona íntima, vamos que si estirase el brazo podría sacarlo por ahí y saludarme, pero por otro lado tiene una gran ventaja y es que ya ha dejado de martirizar a mis costillas (¡Bieeeeen!).

En esta semana (dicen los boletines) la cantidad de sangre que circula aumentará un 40-50%. No sé si será a causa de eso o no, imagino que sí, pero hace un par de días tuve un poquitín de sangrado nasal y días antes he tenido también en las encías. No sé cómo me las apaño que de todo lo que leo sobre la nueva semana, siempre hay algo que ya me pasaba antes o que he tenido el "placer" de disfrutarlo unos días antes. Lo sé, los boletines son solo algo orientativo, pero me hace ilusión pensar que llevo algo adelantado.

Dicen también los boletines que a partir de ahora se puede aumentar alrededor de medio kilo a la semana. Eso no sé si ha pasado porque no tengo dónde pesarme en casa y no es buena idea bajar 3 pisos para ir a la farmacia a pesarme, así que ya os contaré qué tal cuando vaya a la gine (la última vez que me pesó estaba en 54 kg).

Imagino que algo de peso sí habré aumentado desde la última visita (que fue hace un mes) porque desde hace tiempo me es imposible estar boca arriba o del lado derecho, da igual si estoy semitumbada o tumbada completamente, se me baja la tensión y tengo que acostarme sobre el lado izquierdo. Por eso también ando un poco desaparecida, es difícil escribir así.

Y la última novedad es que me duelen las caderas, no sé si será por el peso o porque están ensanchando, pero me tienen frita. A ver si ensanchan y se quedan así oye, que no me vendría mal tener un poco más de caderita jajaja.


15 comentarios:

  1. Bien! de verdad felicidades, has llegado a una etapa en la que puedes respirar tranquila, y bueno, literalmente y todo según dices jaja :)

    Sabes, yo creo que las que tenemos que quedarnos en reposo sentimos más los dolores y las molestias, estás muy consciente de tu cuerpo todo el tiempo seguro. Y claro, apenas sentimos un dolorcito no se nos pasa!

    Qué bien! ya falta menos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Sí yo también creo que esto de estar en reposo te hace más darte cuenta de lo que ocurre, tanto en dolores o molestias como en patadas jajaja. Besotes!

      Eliminar
  2. Que bien cielo, ya casi en la recta final.
    Me alegro que estes tan bien
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, qué nervios, cada vez queda menos! Besotes

      Eliminar
  3. Que bien, cuatro semanicas más y Pimpollo en casa XD
    Lo de que el niño haya bajado es porque se está preparando para cuando el parto. En esta época los bebés suelen ponerse, si ya no lo están, con la cabeza para abajo y el culete arriba y poco a poco van bajando para ir encajando. Si no giraran el parto sería de nalgas y es algo más complicado, pero no te preocupes demasiado, en el último momento se pueden dar la vuelta. Normalmente cuando se está de pie se puede ver que la barriga va bajando y debajo del pecho empieza a crearse un espacio libre. Cuando este espacio es más o menos de cuatro dedos quiere decir que el peque está totalmente encajado y ya falta poco para que nazca. Normalmente uno o dos días antes o en ocasión unas horas antes de empezar el parto hay una última bajada eso quiere decir que las horas están contadas. Así fue como me lo contó una amiga mia que es médico de familia cuando yo estaba embarazada del mayor. El dolor de caderas es precisamente porque Pimpollo está empezando a encajar.
    Nena, lo de 54 kilos y a punto de parir me has dejado acomplejada, yo cuando me case que entonces una era joven y lozana ya pesaba uno o dos kilitos más, si vieras como estoy ahora 18 años después y con dos bichitos, me ha dado la depre :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo? 4 semanas más y Pimpollo estará aquí? Socorro!!!! jajaja. Qué poquito falta y qué rápido pasa el tiempo, tengo ganas de verle pero a la vez me gustaría tener un botoncito de pausa :)

      Pimpollo se colocó con la cabeza abajo hace ya más de un mes, lo vimos en la eco y así sigue. Más le vale que se mantenga. Es cierto que los pechos ya no me tocan la barriga oye jajaja, por curiosidad me puse en pie y medí cuántos dedos hay entre los pechos y la barriga. Hay 2 deditos, según yo claro, que lo mismo lo hago mal.

      Esos 54 kilos y a punto de parir a mí me da miedo. Mi peso habitual son 45 kilos y si tan solo un día como mal por cualquier motivo (por ejemplo me duele el estómago o algo así) puedo perder hasta 2-3 kilos. Esos 8 kilos que he aumentado durante el embarazo son más que nada de la barriga y del bebé, el resto de mi cuerpo sigue igual, no he necesitado comprar ropa más grande porque todo me cabe igual, lo único que las camitas están más ajustaditas, pero nada más. Entonces me da miedo a que después del parto con eso de recuperarme, adaptarme al bebé, etc pierda demasiado peso... No quiero ser un esqueleto andante!!! :( jajaja

      Besotes

      Eliminar
    2. Para mirar la distancia del pecho a la barriga tienes que buscarte con el dedo índice entre los pechos, notarás un hueso largo que es el esternon, es allí donde se juntan las costillas que no son las flotantes y forma la caja toracica que protege pulmones y corazón (toma parrafada de anatomia, que bien que me ha quedado) pues bien, sigue el esternon hacia abajo y justo allí donde notas que acaba es donde tienes que situar los dedos para mirarlo. Tampoco te pases apretando buscandolo que entre los apretones de Pimpollo y las ansias por hacer la prueba no te tenemos que jorobar más las costillas. Suerte.

      Eliminar
    3. Pero si estás hecha toda una profesional! jajaja. Miraré pues cuando me levante, que creo que tardaré un buen rato, he tenido una mañana agotadora yendo a hacerme unos análisis, ains!!. Besotes y muchas gracias!

      Eliminar
  4. 32 semanas ya!!!! el tiempo pasa volando...ME alegro del objetivo conseguido. ¡vamos a por el siguiente!!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que pasa volando! Parece que fue ayer cuando me enteré de que estaba embarazada... Besotes!

      Eliminar
  5. Aaiinnns que ya está al llegar, pero que sea cuanto más tarde mejor así será mñás grande y más bonico. No hagas muchos esfuerzos, en cuanto al peso yo tampoco engordé de cuerpo y luego tampoco he adelgazado con el ajetreo me he mantenido digamos, tienes que comer bien cuando llegue tu bebé patra estar fuerte y más si le das el pecho. Me alaegro que vayan pasando esos malestares, yo recuerdo que las últimas semanas lo que más notaba eran ardores y que en la cama parecía una croqueta jaja y solo podía estar boca arriba jeje. Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ui el rollo croqueta en la cama me acompaña desde hace tiempo jajaja. Lo que pasa que ahora aguanto muy poco boca arriba o del lado derecho, al final siempre vuelvo al izquierdo. Besotes!

      Eliminar
  6. Lo siento, esta semana no voy a alegrarme... eres mala, muy mala, dices que estás embarazada de 32 semanas con un Pimpollo machacón y .... ¿pesas poco más de 54 kg? eso es de ser mala persona que yo los 54 kg los dejé olvidados allá por el 2009 y todavía no nos hemos vuelto a reencontrar...

    Ahora en serio jejejejeje, enhorabuena por el objetivo, ahora a cumplir el siguiente y a esperar a Pimpollo con los pulmones abiertos y las costillas en su sitio jejeeje.
    Besazos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ver si esos kilitos se quedan conmigo después del parto, pero que se repartan en todo el cuerpo en vez de concentrarse en el barrigón que llevo ahora jijiji. A ver cuánto me duran las costillas en su sitio... jajaja. Besotes!

      Eliminar

Buscar

Ummu Aisha Al Magrebia © 2011. Con la tecnología de Blogger.

Parto y postparto

Mi pequeñín

Seguidores