¡Recibe las novedades en tu email!

jueves, 26 de julio de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Sí, el título de hoy es algo escatológico, pero al comentar las soluciones voy a ser sutil así que no tenéis nada a qué temer. El tema del estreñimiento es muy frecuente durante el embarazo, más aún si se mantiene reposo porque la falta de movimiento no le favorece nada, sin embargo hay truquillos con los que podemos solucionarlo. En mi caso he pasado una etapa realmente horrible, pero gracias a Dios a día de hoy funciono como un reloj utilizando los trucos que os cuento a continuación:

Ir al servicio siempre a la misma hora: Aproximadamente, tampoco vamos a ser estrictas, pero si tu hora es las 12 del mediodía, sobre esa hora ya deberás ir a intentarlo, aunque al principio sea difícil y pienses "pero es que no tengo ganas". No importa, insiste y verás que poco a poco tu cuerpo se habitúa a ese horario a tal punto que luego ni siquiera será necesario que mires la hora, alrededor de las 12 ya sentirás ganas de ir sin ningún esfuerzo.

No comer alimentos que lo acentúen: Como por ejemplo los yogures, que parecen inofensivos, pero acentúan el estreñimiento, al igual que el arroz o los plátanos. En mi caso, en estos momentos, comerme un plátano es sinónimo de pasar el resto de la semana sufriendo las consecuencias.

Recurre a alimentos que faciliten el tránsito intestinal: Como las ciruelas o los kiwis. Esto ya depende de cada una, en mi caso recurro a las ciruelas a diario, cada noche tomo 3-4 ciruelas pequeñas con piel y de este modo me va bien. A los kiwis recurrí antes de descubrir que las ciruelas me iban bien, pero en mi caso no funcionaban como deberían... Si me tomaba un kiwi entero pasaba del estreñimiento al extremo contrario, por lo tanto no era agradable.

Otros alimentos que he probado son:
  • Los dátiles, aunque no hay que abusar de ellos durante el embarazo porque facilitan el parto (con 3-4 dátiles puede ser suficiente).
  • El melón. Este me funciona siempre, para mí es infalible. 
  • Zumo de melón y naranja: Cuando no me apetece comer melón me hago un zumo con él, le añado zumo de naranja porque el sabor del zumo de melón por sí solo no me gusta.
  • La miel es un laxante natural, en momentos de desesperación me he bebido un cuarto de taza de miel y listo.
  • Los melocotones dicen que también funcionan contra el estreñimiento, a mí no me hicieron ningún efecto, pero es cuestión de probar, no a todos nos funcionan las mismas cosas.
Beber mucha agua: Esto es inprescindible, por mucha fibra que toméis a través de los alimentos, si vuestro organismo no tiene agua va a ser muy difícil evitar el estreñimiento. Recordad que beber agua no tiene por qué ser cargar con una botella de litro y medio todo el día, os podéis hacer zumos naturales o infusiones que no estén contraindicadas en el embarazo.

Para preparar un zumo que tenga suficiente agua tan solo vais a necesitar frutas (que ya contienen agua por sí mismas), alguna verdura (si es que encaja bien), agua y azúcar al gusto. Uno que suelo hacer a menudo es con medio litro de agua, 3 melocotones, 2 peras pequeñas y azúcar. Queda muy ligero y me aseguro tomar ese medio litro de agua casi sin enterarme.


5 comentarios:

  1. Fíjate tantos síntomas que dicen que hay en el embarazo y yo no tube ninguno, en cuanto al estreñimiento he de decir que mientras estaba embarazada fuí de lo más regular (lo nunca visto), también puedo añadir que yo bebía mucha agua (tenía sed constantemente), tomaba mucha fría y en mi dieta abuandaban las verduras que me encantan... además un paseo diario favorece el tránsito intestinal.

    ResponderEliminar
  2. Aunque aún me queda un poquito... como futura médico te diré que esas recomendaciones es justo lo indicado. Se resume en: buena hidratación, alimentos con alto contenido en fibra (especialmente frutas como las que citas) y hábito intestinal: ir al baño aunque no haya ganas de primeras =)
    (Y no aguantar las ganas si aparecen... eso está claro =))

    Mucho ánimo, que en tu caso, además del embarazo, el reposo no ayuda... claro.
    Ah, es cierto, otra recomendación en general para el estreñimiento es moverse. El ejercecio (no es necesiario que sea muy intenso, por supuesto) activa el tránsito intestinal.

    Un abrazo =)

    ResponderEliminar
  3. Yo no me como un plátano ni en el día de los Inocentes, ¡los odiooo!

    ResponderEliminar
  4. Yo no pasé por ese síntoma durante el embarazo gracias a Dios, yo curiosamente lo pasé después de tenerlo los primeros meses. es que soy más rara jaja. Y dicen que van muy bien las semillas de lino. Besos y me alegro que estes mejor que se que se pasa mal.

    ResponderEliminar

Parto y postparto

Mi pequeñín

Seguidores