¡Recibe las novedades en tu email!

lunes, 13 de agosto de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Cuando una, primeriza e inocente, se imagina la expulsión del tapón mucoso, se lo imagina de otra manera muy diferente a lo que a mí me pasó. Siempre creí que sería como un flujo, con una consistencia algo diferente, que me lo encontraría en la ropa interior. Vamos, lo normal de cualquier flujo, pero ilusa de mí, que la llevo liando dos días con esto.

La expulsión del dichoso taponcito empezó este sábado, pero no sabía qué era y mucho menos pensé que podría ser eso. Al cambiarme de ropa me encontré con una bolita del tamaño de un garbanzo y con una consistencia, color, etc exactamente igual que la silicona. Lo primero que pensé fue "¿Y dónde leches tiene silicona este pantalón?" (me la había encontrado pegada a la pierna). Seguí a lo mío y por la noche volví a encontrarme con otra bolita, de nuevo al cambiarme de ropa (tengo la manía de cambiarme de ropa interior entre 2-3 veces al día) y otra vez pensé que esa "silicona" salía de alguna parte de mi ropa.

Como veis pasé el sábado peleándome con "bolitas de silicona que salían de mi ropa". El domingo por la mañana no me encontré más, pero al mediodía fui a limpiarme y al quitarme la ropa me encontré con algo que colgaba (y bastante, sino no lo habría visto con la panza que llevo). De nuevo, inocente, pensé "¡Puaj cuánto flujo!" y continué con mi proceso de limpieza, pero aquello no se iba.

Volví a limpiarme y nada, no se quitaba. Ya empecé a preguntarme qué era eso, porque un flujo normal no era. Seguí intentando quitarlo y nada, ya cabreada de que no podía quitar eso decidí (y perdón por los detalles) enrollarme eso en el dedo y tirar, ¡Pero tampoco salía!. Ahí ya me asusté y pensé que lo mismo era algo del niño, la bolsa que se había roto y salía un trozo o yo que sé.

Me vestí a toda prisa y fui a mi habitación en busca de maridín, asustada le solté "¡Tengo algo colgando ahí abajo! Estoy tirando pero no se quita ¡No sé qué es!". Claro el pobre no sé si por nervios, por la situación en sí o porque tampoco tenía ni idea, pero lo primero que hizo fue empezar a reirse. Ya me reí yo también y me tranquilicé un poco, pero seguía preocupada sin saber qué era eso.

Maridín me sugirió acudir en busca de Cintia y Yasmin, a ver si me podían decir qué era, así que eso hice. No estaban, les dejé un mensajito y continué a lo mío, pero no podía quitarme de la cabeza que llevaba "algo colgando". Después de unas horas ya no podía más, fui al servicio y tiré de nuevo de esa cosa hasta que salió, que le costó lo suyo.

Me dio miedo hacer eso, pero me alivié muchísimo al verlo ya fuera y comprobar que era la misma "silicona" que me había encontrado el día anterior, entonces busqué en internet y vi que se trataba del tapón mucoso, aunque siempre lo describen rojizo, marrón o con hilos rojos y en mi caso no era así, pero tampoco me importaba, al menos ya sabía qué era.

Hoy he vuelto a encontrarme con "bolitas de silicona", pero ya no me pongo a buscar de qué parte de la ropa salen.

20 comentarios:

  1. Supongo que con lo del reposo estricto no has podido ir a las clases de preparación del parto de las comadronas, es que allí te explican todo esto que te ha pasado. Lo de mira que es lo que tengo colgando por allí abajo que lo diga una embarzada también es una frase para apuntarse y reirse de tanto en tanto.

    Ergo, niño encajado + Tapón desprendido + Padres primerizos = Bolsa a punto al lado de la puerta y movil a mano y cargado y telefonos de taxis por si las moscas. Ya queda menos pequeña, Pimpollo a la vistaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno yo he estado leyendo bastante sobre el embarazo, el parto, el bebé... Pero de la teoría a la práctica hay una gran diferencia jajaja. Ya nos falta poco para ver a Pimpollo! Besotes

      Eliminar
  2. Nena!! lo que me he reido con tu colgajo jaja no te enfandes porfa!!
    Yo he tenido 3 niños y con ninguno he notado ni tapon ni nade de nada..
    con la primera me puse de parto y el tapon debio salir junto con la niña..
    con los otros dos tambien, asi que verte a ti tirando de la silicona jajaaj
    guapisima, segun he leido despues del tapon en un par de dias estas lista??
    besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué va, no me enfado! jajaja. Pues he leído que después de esto, el parto puede ocurrir en las siguientes horas, los siguientes días o las próximas 2-3 semanas, así que me quedo con la misma duda que antes, pero vamos que no creo que vaya a durar mucho más. De momento tengo que seguir tomando el medicamento que me impide que tenga contracciones, en cuanto lo deje verás... Ains!!! Besotes

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. No, no duele, pero qué suste me llevé! jajaja. Besotes

      Eliminar
  4. Qué valiente has sido poniéndote a tirar de eso sin saber lo que era... je,je.
    Yo no noté expulsión del tapón ni nada de nada. Eso sí, tuve rotura de bolsa y un liquido que empezó a chorrear... jijiji te lo digo por si te pasa.
    Creo que ya falta poco, ¡¡qué ganas!!
    Insha Allah que todo vaya bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que estaba ya desesperada, pasé unas horas con eso colgando a ver si alguien me respondía qué era y al final tuve que tirar jajaja. Me apunto eso del líquido que chorrea, no vaya a ser que la líe también jajaja. Besotes!

      Eliminar
  5. Había oido hablar de él, pero tampoco sabía lo que era. Me lo has aclarado! Pero la escena te ha quedado un poco cómica "tengo algo ahí colgando", normal que a tu marido le diera por reir!
    Me parece que te queda ya poquito eh?
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains es que yo esperaba encontrármelo en la ropa interior, no de esa manera... jajaja. Creo que sí, ya queda poquito ¡Qué nervios!. Besotes

      Eliminar
  6. Jajaja pobre, yo también hubiese entrado en pánico.

    Ya falta poco querida, estás emocionada? tanto reposo va a valer la pena! ya verás que dentro de nada ni te acuerdas, será algo muy lejano.

    Mil bendiciones, y que sea hermoso todo lo que falta por venir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy hecha un mix de sentimientos, entre ellos asustada, feliz, con ganas de ver al bebé, más asustada y con un síndrome del nido que no puedo con él jajaja. Besotes

      Eliminar
  7. jajajjajaja, qué gracioso... qué mundo tan desconocido...
    Te queda poquito, es normal que estás intranquila y con miedecillo. Pero en cuanto todo pase... ays... tendréis unas ganas locas por verlo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Pues ya queda poquito!!! En mi caso a los 3 dias estaba de parto.
    Mucho animo y que todo vaya fenomenal!!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Waleikom salam. Aaix que gracia con lo del dichoso tampón jeje yo no hubiera sido capaz de quitarlo, queda muy poquito ukthi! insha allah, yo cuando rompí aguas sentí como cuando se pincha un globo dentro de la barriga por si te pasa. Besos!

    ResponderEliminar
  10. Pues yo el tapón mucoso me lo imaginaba verde xD
    Madre mía qué risa enroscando el bisho en los dedos jajaja menudo chou!!!
    Fuera bromas, el momento se acerca, nena :)

    ResponderEliminar
  11. También tienes el síndrome del nido, uyyy querida eso me vino a mi con las horas contadas para el parto. Lo de las comadronas te lo comentaba porque además de explicarte lo que puedes leer en internet y en los libros, te ponen casos prácticos con los que se han topado y tengo que decir que hay de todos los colores, pero normalmente le suelen dar un poco de gracia para desdramatizar el asunto y te cuentan cada uno que el tuyo bien podría haber formado parte de su anecdotario.

    Los nervios son normales cariño, piensa que es algo nuevo y todo lo nuevo causa un estado de espectativa. Además cuando esa espectativa es muy deseada aún hay más nervios. Mi consejo es que intentes en lo posible estar lo más relajada o al menos no estar muy nerviosa. A las madres histéricas y descontroladas se las duerme y sacan ellos al niño ya que ni colaboran y en ocasiones dan golpes y tal, no te veo así, pero para que lo sepas. Vas a pasar por uno de los momentos más emotivos y bonitos por los que puede pasar una mujer, también será uno de los más fastidiosos, que quieres que te diga, es más placentero concebirlo que parirlo para que engañarnos.

    Mi amiga médico y las comadronas nos contaban de algunas mujeres que con el marido al lado además de estrujarles la mano hasta reducirla a algo parecido a un guante de papel parís machacado, arrugado y desteñido, les empiezan a cantar las cuarenta... no se si aprovecharse jeje. Lo de "la próxima vez te quedas embarazado tú" o el famoso "después de este te la voy a cortar en trocitos" es todo un clásico... pero mira por donde resulta que solemos ser masocas y repetimos (¿será para volver a estrujarles la mano y ponerlos a parir?). En ese momento sólo vas a pensar en que quieres ver al peque y todo lo demás te va a importar un pimiento y te aseguro que cuando lo hayas oido llorar y te lo hayan enseñado, entrarás en un relax y tranquilidad total.

    Ah! y así como estás preferiría ir varias veces de falsos comienzos a la clínica, que no quedarme en casa porque no pasa exactamente lo que me han dicho y tener el peque en el rellano de la escalera. Mi amiga médico me dijo que unos compañeros suyos, ella ginecologa y él urologo (tiene delito el asunto) con el primero temían ir demasiado temprano a la clínica para que no se rieran sus compañeros de trabajo, así que estuvieron esperando hasta lo último de todo y no se llegaban a atreverse a partir. El problema fue que el peque ya estaba coronando cuando se pusieron en marcha y tuvieron que ir de un lado a otro de Barcelona en hora punta. El marido ya se estaba preparando para atender el parto en el asiento de atrás del taxi y tengo entendido que el niño técnicamente sí que nació en el quirófano pero que el cuerpo de la madre esteba aún en la pasillo y con las puertas abiertas. Por lo visto el cachondeo fue aún mayor que no llegando con tiempo y tranquilos.

    Así que cariño, tranqui y dile a tu maridín que mejor te de la mano que no suele emplear para el trabajo, porque le va a doler durante una buena temporada. Suerte y espero pronto ver una fotica de Pimpollo en la web.

    ResponderEliminar
  12. Que bueno que al final descubriste que era y pudiste quedarte tranquila ;) Ya te queda muy poquito =D

    Besotes.

    ResponderEliminar
  13. jajajaja que risa he pasado con lo del tapon mucoso,yo tengo el bebé super encajado, pero de momento ni resto de silicona en mi ropa interior.

    ResponderEliminar
  14. Ains e lo que me he reido y cada vez que lo he ledio de nuevo en algun comentario me he vuelto a reir. Tampoco te podía yo solucionar nada porque yo no vi el tapon, no lo recuerdo vamos. Pero con este aborto si que he tenido algo que me lo pareció y era tranparente y como duro, no como el flujo, vaya que explicaciones, jajaja. Yo no sé si me habría atrevido a tirar de nada que salga de ahi, yo que estaba paranoica que se me caia la niña que no me atrevia ni a tirarme un pedo, jajaja. (ya qu ehablamos de flujos no importará qu ehablemos de pedos, no, jajajaja)

    ResponderEliminar

Parto y postparto

Mi pequeñín

Seguidores