¡Recibe las novedades en tu email!

martes, 18 de septiembre de 2012
[...]

Domingo, después de ponerme la inyección de oxitocina empecé a tener contracciones dolorosas, entre una y otra me quedaba dormida en la camilla de urgencias obstétricas, me había cambiado de ropa otras 500 veces (fueron a casa a traerme más ropa) pero igualmente seguía empapándome. Me doy por vencida, ya no me cambio más, camino por el pasillo con goterones de líquido amniótico cayéndome por las piernas.

Llega el mediodía, vuelven a examinarme, 3 cm. Vuelven a ponerme oxitocina pero esta vez no sirve de nada, tengo una contracción muy de vez en cuando. Pimpollo ha defecado, es peligroso y toca intervenir nos guste o no. Muero de miedo, por él y por mí, porque el lugar es horrible, nadie me entiende, estoy ya harta de dar vueltas y necesito a mi marido al lado. Hablo con él por móvil, le pido por favor que encuentre una solución, pero no hay manera, no le dejan entrar.

Por fin una cama de la habitación queda libre y puedo dormir bien durante un rato (ya la habían limpiado, la basura no estaba y el servicio también estaba limpio). Vuelven a examinarme, sigo con 3 cm y el hecho de que Pimpollo hubiese defecado era preocupante, ya no podemos esperar más, nos vamos a paritorio.

Allí hay unas 5 camillas y la mayoría están ocupadas con mujeres a punto de dar a luz, gritando de dolor por las contracciones. Vuelvo a morir de miedo, en ningún momento me quito a mi marido de la cabeza y me pregunto si mi madre habrá llegado (me dijo que llegaba el domingo por la tarde). En todo momento hago mucha du'a (súplica) y me inflé de dátiles, tenía mucha hambre y sed, pero desde que entré al hospital a las 3 de la mañana del sábado no había podido beber agua, no me dejaban más que mojarme los labios.

Me ponen un gotero con antibiótico para Pimpollo, luego más oxitocina y no sé qué cosas más. Ahora sí noto el efecto de todo aquello... Las contracciones duelen a tal punto que me retuerzo en la cama, pongo el pie en la pared y empujo, me levanto y muevo las caderas agarrada a la cama, me siento, me vuelvo a tumbar, ya no sé cómo ponerme y grito. Ya no podía más, estaba agotada y las contracciones dolían muchísimo, empiezo a pedir por favor que me pongan anestesia pero me dicen que allí no la ponen "¿De ningún tipo? ¿Ni epidural ni general?". Ninguna. "Pues hacedme una cesárea, pero quiero terminar ya ¡No puedo más!". Me pongo a llorar porque me dicen que no, que en un par de horas más nos ponemos ya a empujar "¿¿¿¡¡¡Un par de horas!!!???". Vuelvo a llorar, cada vez que pasa una matrona le pido por favor anestesia y cuando me dice que no lloro de nuevo, incluso me abracé a una de ellas llorando.

Poco tiempo después empiezo a notar ganas de empujar, entonces unas 4-5 matronas se ponen conmigo, me piden que me agarre las piernas y que no grite, que gaste esa energía en empujar en vez de gritar. Me pongo a empujar a la vez que sale de mi garganta un sonido parecido al de la niña del exorcista, me doy miedo a mí misma. La dilatación no estaba completa, así que por mucho que empujo Pimpollo no sale, le vemos la cabeza, me dicen que lo hago muy bien, pero es imposible, no sale. En todo momento pregunto a las matronas "¿Dónde está mi marido? Quiero que esté conmigo", me dicen que está fuera pero me niego a aceptarlo así, sin más, les pido que salgan a ver si está ahí (y las pobres iban, lo buscaban y volvían diciéndome dónde estaba).

EDITO: Edito porque parece haberse entendido que empujé sin dilatar, pero no. Cuando sentí ganas de empujar me examinaron y había dilatado casi al completo, no recuerdo si eran 8 ó 9 cm porque yo ya estaba en otro mundo, pero poco me faltaba para llegar a los 10 cm.

[...]

21 comentarios:

  1. Buf hija, menuda tela... Lo de empujar sin dilatación completa a mi me suena fatal... Menos mal que estáis bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí eso fue muy feo, como dices, menos mal que estamos bien :) Besotes

      Eliminar
  2. Vaya con Pimpollo, ya viene al mundo cagándose en su madre!!!
    En cuanto a la atención del hospital... uff, como dice Drew, ¡menos mal que estáis bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que Pimpollo si no da la nota no se queda tranquilo. Besotes :)

      Eliminar
  3. Hola preciosa, si te sirve de consuelo yo también me dormia entre contracción y contracción y tenía sueños y me despertaba incorporandome y gimiendo y cuando se pasaba volvía a tumbarme y seguia con el sueño donde lo había dejado. Lo de pasear también te lo dicen... y lo de las horas... te diré que lo mio fueron 18 horas de parto y al final cesarea y sólo me pusieron la epidural para la cesarea. Doler dolia mucho pero es que yo suelo tener mucha resistencia al dolor, asi que no soy un testimonio muy imparcial. Espero la tercera entrega, que digo yo que al nacer se lo debieron enseñar de alguna forma al padre ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se llevaron a mi bichillo para enseñárselo a mi suegra y su amiga, que eran quienes pudieron entrar al hospital conmigo (aunque al paritorio no). Ellas le hicieron fotos con el móvil y se lo enseñaron a su papi, ya luego cuando me pasaron a otra habitación el papi pudo venir a vernos. Besotes!

      Eliminar
  4. Madre mía... menuda Odisea...

    Definitivamente, para el hermanito/a de Pimpollo busca otro hospi...
    Imagino lo que tienes que haber pasado, sobre todo el hecho de sentirte sola...

    Pero vamos, estoy llenita de intriga por saber cómo se resolvió todo...

    ¡¡YA VEMOS LA CABEZA!! jaaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda me busco otro hospital! Lo de sentirme sola ha sido lo peor... Besotes!

      Eliminar
  5. Me encanta leeros cuando contaís la experiencia del parto... lo mío como fué por cesárea me ha quedado la cosilla esa de haberlos podido parir, se que me he ahorrado el dolor y demás, pero que te rajen y luego te enseñen dos cositas y te digan que son tuyas no es lo mismo...
    Enhorabuena guapa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes no entendía eso de que por cesárea no es lo mismo pero ahora que he tenido la experiencia lo entiendo, yo pedía cesárea a gritos solo por tener anestesia (que para cesárea sí la ponen), pero ya que ha pasado todo me alegro de que no me hicieran caso. Besotes y gracias!

      Eliminar
  6. Dunia estoy sufriendo mucho sólo de leerte, me suena a una experiencia horrible. ¿Por qué no te fuíste de allí? Con sólo 2 o 3 centímetros de dilatación hubieras tenido tiempo de ir a otro sitio o parir en tu casa y en tu cama...
    Y no entiendo que te pusieran a empujar si no había dilatación completa. Y un paritorio compartido... ay, no me extraña que llorases.
    Me entran ganas de ir a buscarte y darte muchos besos y abrazos, de verdad que lo estoy pasando mal.

    ResponderEliminar
  7. Estoy con drew, yo creo que hay que esperar a la dilatación porque si notienes más peligro de desgarrarte no? vamos que no te libras de la episotomía. Uf hija me duele solo de leerte, que movida que te inchen a oxitocina y no tengan epidural...Lo raro también que no dejen pasar a tu marido, enteindo lo de que sea por pribacidad de las pacientes y al ser hombre pues si andan las mujeres asi medio vestidas y sin pañuelo y eso, pero eso se podría organizar de otra forma. En el hospital de mi ciudad, por ejemplo las habitaciones de la zona de paritorio tienen dos puertas, una a la zona de enfermeras y todo eso, y otra a un pasillo de donde entran los familiares que tienen prohibido pasar a la otra zona, por el tema este de rpivacidad de las pacientes. osea solo tienen acceso a la habitación de su familiar. Pero claro por lo que dices allí no hay habitaciones tampoco individuales, no? osea hay varias mujeres pariendo en la misma sala? Valla tela, gracias a Dios que estais bien.

    ResponderEliminar
  8. Pues la he leido, jajaj. Madre mía, esto parece una película de miedo!! Porque sé que el final es más que feliz, si no estaría pensando en lo peor!!
    Ya sé a qué hospital no vas a ir la próxima vez, jeje.
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  9. Bueno, lo primero te felicito por tener al Pimpollo ya contigo, eso borra todos los males, pero es que tú tienes bastante que borrar. Yo no tuve casi dolores, porque estaba medio dilatada y después de la oxitocina me pusieron la epidural y fue todo como un paseo sobre pétalos de rosa.
    Pero tu experiencia es... (sin palabras) y encima sin tu marido, para mí eso hubiera sido lo peor de todo.
    En fin, disfruta de tu bebé y eso sí, tienes una historia de las buenas para contar toda la vida (pero vete buscando otro hospital, jejeje).
    Muchos besos linda!!!

    ResponderEliminar
  10. Es que al ponerte la oxitocina las contracciones son mucho más fuertes y mucho más dolorosas y claro va unido con la epidural para poder aguantar mejor, lo que más rabia me da es que ha sido de todo menos un parto natural(ya que al parto natural se le respeta su tiempo de dilatación) y encima sin ponerte la epidural, se que lo aligeraron por el peque había defeceado pero es que no me extraña, hasta el pasaría miedo, en fin que eres una campeona y lo has echo genial. Lo de no tener a tu marido...para la próxima insha allah, privado o te vienes a españa. Espero la tercera parte con final feliz. Besos!

    ResponderEliminar
  11. Sin dilatar te ponen a pujarrrr!!!niña la proxima vezte vas pa España a parir o te buscas una dula y pares en casa pero que horror de leerte se me retuerce el alma, con lo que duele parir, y la mania de dejar al padre en la calle.. que no que eso no es normal
    ainss esperaremos el final de la historia, pero por ahora es un pesadilla, yo he parido 3 veces y juro que los partos pueden ser un pocomenos malos

    Sin duda eres una campeona

    ResponderEliminar
  12. Cielo!!!!! que ya tienes a tu niño en casa... que me alegro, aunque haya sido una experiencia un poco traumática pero me alegro de que estéis bien. Besotes gordos.

    ResponderEliminar
  13. Dios bendito... Lo de no dejar pasar a los maridos me parece más dejadez que falta de fondos, en muchos hospitales hay cortinas que rodean la cama por completo cuando se trata de una sala grande, y no se ve nada por ningún sitio. Y encima tú sin hablar bien árabe, que aunque te defiendas en francés tampoco es tu lengua materna.

    Me imagino lo mal que lo pasaría también tu pobre marido ahí fuera sin tener noticias.

    En fin... Te sigo leyendo, que me interesan mucho tus puntos de vista como española musulmana.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  14. Me sigue pareciendo fortísimo. A la espera de la tercera parte con tu pequeñín.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Felicidades Dunia por ese regalo que has traido al mundo y felicidades por hacerlo,
    desde la angustia de no tener a maridin a tu lado.
    Besotes corazón.

    ResponderEliminar
  16. Chica, yo pense que mi parto fue un poco traumatico, pero ... me ganas...

    Siento que haya sido asi.

    Lo unico es que yo no iría a ese hospital de nuevo.

    Ahora a disfrutar de tu bebe que menos mal que ya paso.

    Un besete. Y me apunto a tu blog!!

    Te invito a pasar por el mio cuando gustes. Eres Bienvenida!

    yaestoyaquimama.blogspot.com.es


    ResponderEliminar

Parto y postparto

Mi pequeñín

Seguidores