¡Recibe las novedades en tu email!

viernes, 5 de octubre de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

He leído por algunos blogs que ésta era la semana de la lactancia materna. No sé si llego a tiempo o no, pero quería aprovechar para contaros algunas soluciones a problemas que me surgieron al principio y daros ánimo a todas las que toméis esta decisión, porque a veces pueden surgir dificultades pero eso no significa que sea imposible. Cada problema tiene su solución, solo hay que tener paciencia y, muy importante, fuerza de voluntad para mantenernos firmes ante nuestra decisión. Os cuento pues qué solución encontré para los problemillas que me surgieron:

El bebé no se engancha


La noche que estuve en el hospital la pasé sola, compartía la habitación con una mujer a la que le habían hecho cesárea y la pobre no podía ni levantarse, por los pasillos no había ni una enfermera y las visitas tenían un horario, nadie podía quedarse conmigo a pasar la noche. Pimpollo estuvo durmiendo mucho, ya habían pasado horas desde el parto y en plena noche se puso a llorar desconsoladamente, tenía hambre.

Lo tenía conmigo en la cama, como estaba pegada a la pared no había peligro de que se cayera. Ambos tumbados, me lo puse al pecho, pero no se enganchaba. El pobre mío abría la boca, buscaba, chupaba con la lengua, pero no agarraba bien el pezón y succionaba. Era la primera vez que escuchaba a mi bebé llorando de esa manera. Me desesperé.

Mi madre vino a verme y, a pesar de que no se permitía la visita, consiguió colarse y estar conmigo un rato. Al ver que Pimpollo no conseguía hacer su toma me dijo que podía ir a la farmacia y traerme leche, que ella me había comprado un biberón y lo tenía en el coche junto a otras cosas. Los comentarios tipo "Es que no tienes leche" no faltaron en ningún momento. Resistí.

Se fue mi madre (que quería quedarse, pero no la dejaban), volví a quedarme sola, con Pimpollo llorando como si no hubiera un mañana. Yo muerta de sueño, agotada, mareada por la anemia y casi sin poder moverme, me sentía impotente, mi hijo lloraba de hambre y yo no podía hacer nada. La mujer con la que compartía habitación vio mi desesperación y me ofreció el biberón de su hija, con leche de fórmula. La miré un rato, miré a Pimpollo con su llanto, pero después de pensarlo un rato me negué.

Los musulmanes tenemos una sunnah (hechos del profeta, la paz y bendiciones de Dios estén con él) que es masticar un dátil y darle un poco al recién nacido (evidentemente sin que hayan trozos). Recordé que mi marido había hecho esto cuando me llevaron a la habitación y que a Pimpollo le había gustado el sabor dulce. Tenía dátiles, cogí uno, lo abrí y me lo restregué por el pezón. Problema resuelto, Pimpollo se agarró y empezó a succionar.

Grietas en el pezón


Esto duele pero bien... Aún así la solución no es muy complicada, sencillamente necesitamos hidratar bien el pezón. Yo después de cada toma me limpiaba con agua y me ponía una gotita de aceite de argán en cada pezón, colocaba el disco de lactancia y listo. Antes de darle el pecho me quedaba unos minutos con el pecho "al aire" porque el olor del aceite de argán es un poco fuerte y Pimpollo lo rechazaba, pero pasados esos minutos ya no olía tanto a aceite y no tenía problema. En caso de no tener aceite de argán recomiendo utilizar aceite de oliva, natural, a ser posible.

Mastitis


Bueno, dicen que si no te da fiebre no es mastitis (según he leído), pero me refiero a ese bulto en una zona del pecho (cerca de la axila en mi caso, que según tengo entendido es donde suele ocurrir), que duele y no sabes qué hacer con él. Ocurre por obstrucción de la leche y en mi caso lo solucioné de la siguiente manera: Siempre me ducho por las mañanas así que, aprovechando el calor de la ducha, cuando terminaba me sacaba leche. El resto del día me daba un masaje con un poco de aceite durante 10 minutos más o menos y luego me volvía a sacar leche. Me ocurrió un par de veces y en ambas ocasiones se me quitó de un día para otro.

Espero que mi pequeña experiencia pueda ayudaros ¡Feliz lactancia!

26 comentarios:

  1. Lo del dátil no se me hubiera ocurrido en la vida :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no me hubiese acordado de mi marido la verdad es que tampoco se me habría ocurrido xD :)

      Eliminar
  2. Mi mejor amiga estuvo malísima con mastitis al poco de nacer mi ahijado. Lo intentó todo, incluso sacarse la leche, pero se ponía fatal y tuvo que dejar la lactancia materna por ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que duele mucho, yo no podía ni moverme y para dormir horrible. Ponerme de lado era imposible, tuve que dormir boca arriba y casi sin mover los brazos, lo pasé bastante mal y Pimpollo en ese momento dormía mucho, así que lo miraba deseando que se despertara y me vaciara los pechos xD.

      Eliminar
  3. Pufff,justo acabo de escribir un post sobre lo mismo. Lo idealizado que lo tenemos y lo dificil que se hace a veces. En mi caso mi pequeño es un tragón de mucho mucho cuidado. Tenía adiestrado al padre por si acaba en cesarea que lo pusiera en contacto con su piel, pero no sabía que hacer con el hambre y el pobre como tarde cerca de 3 horas y aunque el bichillo no lloraba pero lo veía con hambre se lo puso en la nariz jajaja y el bebé le chupaba la nariz. Y cuando yo llegué se agarro y supcionó como si no hubiese mañana y se quedo dormido mamando. Y a día de hoy solo se relaja mamando. Y yo uso la leche en el pezón, y también he usado pezoneras cuando tenía los pezones mal mal, se me quedaron unos días en carne viva de la frinción con el paladar del bebé, la leche que se quedaba en la pezonera me la ponía y funcionaba. A día de hoy los tengo super sensibles pero ahí vamos...
    Ahh mi madre es igual, me han ofrecido el biberon día si día también, que no alimenta que leche, que esto, que lo otro, y mi madido apoyando a mi madre, que por la noche le dieramos uno, para que descansara, porque es un tragón, pero voy resistiendo y me saco leche y cuando estoy muy agotada la toma de las 4 se la da mi marido. Lo del dátil no lo había escuchado, pero una solución natural y buena, con lo ricos que son normal que le gustase. ;)
    Un beso y mucho ánimo con la lactancia .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya qué bien te apañaste! Me apunto eso de adiestrar a maridín, por si acaso jajaja. Besotes!

      Eliminar
  4. Muchas gracias por escribir estas cosas sobre la lactancia, creo que a muchas mujeres les puede ser útil esta información.
    Mi peque se enganchó al pecho a las pocas horas de nacer como un loco, chupaba y chupaba hasta que tres días después de dar a luz me "subió" la leche. Le ponía todo el rato al pecho, porque lo tenía "cargado" de tal manera que producía hasta dolor. Cada vez que notaba algo duro... a la teta. Y así, no llegamos a tener mastitis ni nada de eso.
    Grietas no he sufrido hasta que tuvo 9 meses, vaya cosa. Pero se pasa rápido manteniendo el pezón hidratado como has explicado tú tan bien.
    Muchas gracias y disfrutad de vuestra lactancia. Muchos besos guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por pasarte por aquí!. Pimpollo en sus primeros días parece que estuvo muy cansado, dormía 6-7 horas seguidas y claro, me cargaba demasiado... Qué curioso que no tuvieras gritas hasta los 9 meses, muy original tu peque xD. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Que buenas ideas tienes! Desde luego eres muy resolutiva. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! No me quedaba otra que apañarme... jiji. Besotes

      Eliminar
  6. Para que luego digan que las primerizas no sabéis hacer nada... ainssss Bien por tí!!!! me alegro de que Pimpollo vaya tan bien si es que está hecho un solete jejejeeje. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Me alegro mucho que hayas solucionado por tí sola esos pequeños inconvenientes de la lactancia,la verdad que los dos primero no los había oido, pero el tercero sí lo usé yo por lo mismo, ducha caliente y también paños calientes, lo importante al fin y al cabo es el calor en la zona. FELICIDADES POR LA LACTANCIA Y ESPERO QUE SEA PROLONGADA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, yo también espero que sea prolongada, si Dios quiere :) Besotes!

      Eliminar
  8. Tomo nota!! Que parecen soluciones sencillas :)
    Me alegro de que la lactancia les vaya estupendamente :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy sencillitas y con Pimpollo funcionaron a la primera. Espero que también pueda ser útil para muchas mamis :) Besotes!

      Eliminar
  9. Cada vez que te leo contando las primeras horas de pimpollo alucino... Que fuertes habéis sido los dos!! Ole, ole y ole!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a Dios hemos ido superando cada obstáculo que se nos ha puesto por delante y espero que sigamos así :) Besotes!!

      Eliminar
  10. Que bien que seas tan fuerte a pesar de las presiones ya que crees que estás haciendo lo mejor para tu peque.
    Y veo que los problemillas los has ido resolviendo muy bien. Me alegro mucho porque si te pones a pedirnos consejos seguro que te volvemos loca, jeje
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues quise aparecer por aquí, pero el dolor de los puntos no me dejaba sentarme y me negaba a tomar ningún calmante jajaja. Alhamdulillah hemos ido superando todo :) Besotes!

      Eliminar
  11. Pues me apunto las dos primeras por si acaso jaja, bueno grietas seguro que tendré porque tengo los pezones hiper sensibles y ya sabes que con el primero lo pasé fatal, ni la famosa medela me hizo nada. Y que no se me olvide apuntar para la lista del hospital dátiles jajaja. Un beso para ti y para Pimpollo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me llevé un tupper con dátiles al hospital porque Maryam (radi Allahu anha) los tomó durante el parto, porque dan energía y alivian el dolor, además tenía que tener al menos uno para darle luego al peque cuando naciera. Todo el tiempo estuve comiendo dátiles y fíjate, no me imaginé que me iban a ser útiles también para empezar la lactancia. Te voy a comprar aceite de argán insha Allah ;) Besotes!!!

      Eliminar
  12. que bueno eso de los datiles y me encantan tus historias y tu saber siempre pensar en positivo solucionando problemillas a poco a poco que sigas compartiendo!!! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gusten y espero que sobre todo puedan ser útiles. Por supuesto siempre hay que pensar en positivo y mantener la calma, te aseguro que si me pongo nerviosa me vuelvo completamente inútil jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  13. Lo has resuelto estupendamente Dunia corazón y lo de la sunnah no lo conocia pero tiene que ser la mar de efectivo porque es alimento al fin y al cabo.
    Un besazo y feliz lactancia.

    ResponderEliminar
  14. Salamu `alaykum , masha ALLAH por tus soluciones espontáneas, no se como habría reaccionado yo entre el estrés emocional del parto (Imagino que habrá algun tipo de estrés ..no lo sé en realidad), las primeras horas siendo mama y los lloros de mi bebé...a diferencia de los otros comentarios ya veo que todas son mamás, a ver si tengo insha ALLAH el gusto de compartir pronto historias de mamis con vosotros ( ya rab!!) abrazos mi ujti!

    ResponderEliminar

Parto y postparto

Mi pequeñín

Seguidores