¡Recibe las novedades en tu email!

lunes, 30 de julio de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

¡Objetivo conseguido, gracias a Dios! Me fijé como objetivo la semana 32 y aquí estoy, disfrutándola al máximo. Ahora mi objetivo es la 36, si Dios quiere. Novedades la verdad es que tengo pocas pero son muy buenas así que vamos bien. Una de ellas es que respiro mejor, eso no quiere decir que ya lo haga con normalidad pero el hecho de mejorar un poco ya es un gran alivio. Esto es porque la barriguita baja un poco y deja de presionar tanto al diafragma (según he leído).

Otra ventaja de esta bajada barriguil es que Pimpollo también está más bajo. Esto por un lado me asusta porque ya desde hace tiempo lo siento muy bajo, cuando mueve las manos os aseguro que siento su movimiento en la zona íntima, vamos que si estirase el brazo podría sacarlo por ahí y saludarme, pero por otro lado tiene una gran ventaja y es que ya ha dejado de martirizar a mis costillas (¡Bieeeeen!).

En esta semana (dicen los boletines) la cantidad de sangre que circula aumentará un 40-50%. No sé si será a causa de eso o no, imagino que sí, pero hace un par de días tuve un poquitín de sangrado nasal y días antes he tenido también en las encías. No sé cómo me las apaño que de todo lo que leo sobre la nueva semana, siempre hay algo que ya me pasaba antes o que he tenido el "placer" de disfrutarlo unos días antes. Lo sé, los boletines son solo algo orientativo, pero me hace ilusión pensar que llevo algo adelantado.

Dicen también los boletines que a partir de ahora se puede aumentar alrededor de medio kilo a la semana. Eso no sé si ha pasado porque no tengo dónde pesarme en casa y no es buena idea bajar 3 pisos para ir a la farmacia a pesarme, así que ya os contaré qué tal cuando vaya a la gine (la última vez que me pesó estaba en 54 kg).

Imagino que algo de peso sí habré aumentado desde la última visita (que fue hace un mes) porque desde hace tiempo me es imposible estar boca arriba o del lado derecho, da igual si estoy semitumbada o tumbada completamente, se me baja la tensión y tengo que acostarme sobre el lado izquierdo. Por eso también ando un poco desaparecida, es difícil escribir así.

Y la última novedad es que me duelen las caderas, no sé si será por el peso o porque están ensanchando, pero me tienen frita. A ver si ensanchan y se quedan así oye, que no me vendría mal tener un poco más de caderita jajaja.


jueves, 26 de julio de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Sí, el título de hoy es algo escatológico, pero al comentar las soluciones voy a ser sutil así que no tenéis nada a qué temer. El tema del estreñimiento es muy frecuente durante el embarazo, más aún si se mantiene reposo porque la falta de movimiento no le favorece nada, sin embargo hay truquillos con los que podemos solucionarlo. En mi caso he pasado una etapa realmente horrible, pero gracias a Dios a día de hoy funciono como un reloj utilizando los trucos que os cuento a continuación:

Ir al servicio siempre a la misma hora: Aproximadamente, tampoco vamos a ser estrictas, pero si tu hora es las 12 del mediodía, sobre esa hora ya deberás ir a intentarlo, aunque al principio sea difícil y pienses "pero es que no tengo ganas". No importa, insiste y verás que poco a poco tu cuerpo se habitúa a ese horario a tal punto que luego ni siquiera será necesario que mires la hora, alrededor de las 12 ya sentirás ganas de ir sin ningún esfuerzo.

No comer alimentos que lo acentúen: Como por ejemplo los yogures, que parecen inofensivos, pero acentúan el estreñimiento, al igual que el arroz o los plátanos. En mi caso, en estos momentos, comerme un plátano es sinónimo de pasar el resto de la semana sufriendo las consecuencias.

Recurre a alimentos que faciliten el tránsito intestinal: Como las ciruelas o los kiwis. Esto ya depende de cada una, en mi caso recurro a las ciruelas a diario, cada noche tomo 3-4 ciruelas pequeñas con piel y de este modo me va bien. A los kiwis recurrí antes de descubrir que las ciruelas me iban bien, pero en mi caso no funcionaban como deberían... Si me tomaba un kiwi entero pasaba del estreñimiento al extremo contrario, por lo tanto no era agradable.

Otros alimentos que he probado son:
  • Los dátiles, aunque no hay que abusar de ellos durante el embarazo porque facilitan el parto (con 3-4 dátiles puede ser suficiente).
  • El melón. Este me funciona siempre, para mí es infalible. 
  • Zumo de melón y naranja: Cuando no me apetece comer melón me hago un zumo con él, le añado zumo de naranja porque el sabor del zumo de melón por sí solo no me gusta.
  • La miel es un laxante natural, en momentos de desesperación me he bebido un cuarto de taza de miel y listo.
  • Los melocotones dicen que también funcionan contra el estreñimiento, a mí no me hicieron ningún efecto, pero es cuestión de probar, no a todos nos funcionan las mismas cosas.
Beber mucha agua: Esto es inprescindible, por mucha fibra que toméis a través de los alimentos, si vuestro organismo no tiene agua va a ser muy difícil evitar el estreñimiento. Recordad que beber agua no tiene por qué ser cargar con una botella de litro y medio todo el día, os podéis hacer zumos naturales o infusiones que no estén contraindicadas en el embarazo.

Para preparar un zumo que tenga suficiente agua tan solo vais a necesitar frutas (que ya contienen agua por sí mismas), alguna verdura (si es que encaja bien), agua y azúcar al gusto. Uno que suelo hacer a menudo es con medio litro de agua, 3 melocotones, 2 peras pequeñas y azúcar. Queda muy ligero y me aseguro tomar ese medio litro de agua casi sin enterarme.


martes, 24 de julio de 2012
Margaritas amarillas ¡Me encanta hacer fotos a las flores!
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

A partir de la entrada que escribió Maribel (de B aprende en casa) sobre su visita al Zoo, se me ocurrió escribir sobre los lugares que hemos visitado, más que nada porque quería explicarle a ella dos lugares en concreto en los que se puede ver naturaleza sin sentirnos mal por esos animales que están fuera de su hábitat y encerrados en espacios reducidos. Ya de paso lo hago una sección y así os contaré los lugares que hayamos visitado y si nos ha parecido interesante o no, qué se puede hacer, si se puede ir con niños o no, etc, todo acompañado de fotos siempre que sea posible (toda foto que publique será propia).

3 perdices un poco marujas
Voy a comenzar con el bosque que miles de veces hemos visitado mi marido y yo y que seguimos sin aburrirnos de él porque es todo una sorpresa. Hay una carretera en las afueras de Rabat que están rodeadas de puro bosque, se puede ver todo desde el coche o se puede aparcar a un lado y bajar del coche. En según qué zonas hay que tener cuidado si quieres bajar, más que nada porque hay animales de todo tipo y están en plena naturaleza, nada los frena, son libres en su hábitat y, algunos animales pueden ser inofensivos, otros no tanto.

Un pequeño buho
Nosotros solemos aparcar y, según la zona, miramos desde el coche o bajamos. Lo de aparcar es necesario si se quiere ver algo porque allí es todo silencio, solo se escuchan los sonidos del bosque y, si quieres ver algún animal, es necesario evitar hacer ruidos, por lo que tener el coche en marcha no ayuda. También es necesario estar atentos a cualquier movimiento entre los arbustos porque a veces van los animales corriendo de un lado a otro y, si no estás atento, no los ves.

El lago
Nosotros hemos llegado a ver muchísima variedad de animales como por ejemplo jabalíes, avestruces, caballos, buhos, perdices, águilas e incluso lobos. Ver un águila inmensa en pleno vuelo que desde arriba ve a un ratón en el bosque y se lanza a cazarlo es increíble. Maridín ha visitado este bosque cuando era pequeño, iba con su padre y se adentraban en él, pero claro iban preparados con equipo y perros de caza, cosa que no compartimos, preferimos ver un poco de lejos antes que arriesgarnos a que algún animal nos ataque y tengamos que hacerle daño para defendernos. Aunque en realidad en ese caso los atacantes seríamos nosotros y el pobre animal el que se defiende por habernos adentrado en su territorio, pero bueno. Como me ha quedado laguísimo corto aquí y lo divido en dos partes, en la próxima os cuento más y os muestro más fotos.
domingo, 22 de julio de 2012

Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh 


Hola a todas!


Como cada domingo, aquí estoy de nuevo con un premio que me lo pasó hace ya un tiempecito Luz, de Mi viaje hacia la maternidad en solitario. El premio consta de unas cuantas preguntitas a responder y luego toca pasarlo a otros 3 blogs, así que allá voy:

1.- Confiesa un hecho supuestamente oculto y vergonzoso que pueda provocar alguna sonrisa más que un reproche. 
Pues a lo mejor parezco aburrida pero es que no tengo nada oculto y vergonzoso, al menos ahora no se me ocurre nada, si acaso recuerdo algo volveré por aquí.

2.- Si pudieras ponerle una bomba en la taza del wc a alguien y salir inmune ¿quién sería tu víctima?
A nadie, no soporto las bromas así de pesadas así que prefiero no hacerlas yo tampoco.

3.- Que hacer en un día con un millón de euros pero sóla 
Quitarme deudas, comprar una casa, ayudar a quien lo necesite, mejorar el negocio que tenemos o quizá invertir en algo nuevo... ¡Es que un millón de euros da para mucho!.

4.-¿Cuál es tu postura favorita?
Para dormir, siempre he dormido con la típica postura de una embarazada, con una pierna estirada y la otra encogida. Quizá por eso no me está resultado muy complicado dormir ahora, aunque reconozco que a veces las patadas del bebé me dificultan.

5.- ¿Qué sueles hacer en los momentos mas estresantes para relajarte? 
En esos momentos me gusta estar sola, pensar, escribir y rezar. Una vez que estoy más relajada me gusta compartir mi motivo de estrés con alguien, que si quiere no hace falta ni que me responda, con soltar lo que necesito y saber que me ha escuchado o leído ya me quedo más tranquila y olvido el tema.

6.- Imagina tu puesto de trabajo. ¿De qué te gustaría llegar disfrazado un día cualquiera?
Me encanta disfrazarme, pero en la intimidad de mi hogar. Más que nada para conservar mi dignidad y la poca seriedad que puedo aparentar. No me gustaría que me despidieran...

7. - ¿Cómo te gustaría que te hubieran llamado tus padres de no haber elegido el nombre que te pusieron?
Mi nombre me gusta y el motivo por el que me lo puso mi padre me gusta, así que no lo cambiaría. Algún día os lo contaré.
 
8.-Finalmente puedes incluir una nueva pregunta al test y eliminar una de las anteriores (excepto la 4).
Elimino la 1 y la sustituyo por "Todo el embarazo en sí es algo muy bonito pero, ¿Cuál fue para ti el mejor momento o la mejor etapa?".

9.- ¿Qué personaje histórico te gustaría haber sido?
En la historia del Islam hay muchísimas mujeres que dejaron su marca, dos de ellas son Aisha o Jadiya, ser una de ellas no habría estado nada mal. 

¡Gracias por el premio!

Y ahora toca pasarlo, sé que era a 3 blogs, pero me gustaría que pudiérais cogerlo todas las que quisiérais, porque en esto de la maternidad creo que todas sois unas heroínas que pasásteis lo mejor que pudísteis todas aquellas molestias que os tocaron con el embarazo, superásteis el parto y, a pesar del miedo, en cuanto tuvísteis a vuestro bebé (o vuestros bebés) con vosotras fuisteis capaces de sonreir felizmente. Así que ¡Os lo paso a todas!. 

sábado, 21 de julio de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Ya vamos por la semana 31, ¡Qué rápido pasa el tiempo!. Miro hacia atrás y veo cuánto he pasado ya, veo que no me queda casi nada para que Pimpollo pueda recibir un abrazote y, por un lado tengo muchísimas ganas de que llegue el momento, pero por otro tengo algo de miedo al parto y a echar de menos mi barriguita...

Aunque también echo mucho de menos poder moverme, hacer las cosas por mí misma o poder coger algo del suelo sin que luego me duela la zona baja del vientre. Menos mal que soy capaz de coger las cosas con los pies y eso me ha librado de agacharme más de una vez, pero hay veces que no puedo y no me queda más remedio. Jamás pensé que el simple gesto de agacharme se fuese a convertir en una tarea tan difícil.

Según los boletines, en esta semana el útero crece aún más y empuja al diafragma contra los pulmones así que, si ya me costaba respirar, ahora me costará más aún. A este paso voy a necesitar una botella de oxígeno porque esto de respirar cada vez es más difícil.

También avisan de que las contracciones serán más fuertes aunque no tengo que preocuparme a no ser que tenga más de 5 en una hora. Ahí estoy de acuerdo, desde hace unos 3 días las contracciones se notan más intensas, siguen sin doler pero me hacen pasar mucha calor y noto como si alguien me apretase la garganta, lo que me faltaba ya para mi fantástica respiración...

En cuanto a Pimpollo, se supone que en esta semana debe reducir su actividad por falta de espacio y que, si en un par de horas veo que no se mueve, debo avisar al médico. De momento esto no me preocupa, más que nada porque creo que Pimpollo se ha propuesto llevar totalmente la contraria a los boletines y se está moviendo más que nunca.

Desde hace varios días se mueve continuamente, es más, recuerdo una tarde en concreto que no paró ni un segundo hasta que llegó la noche, entonces al fin pude descansar, pero a las siete y media de la mañana volvió a la carga y hasta me grabé la barriga porque era impresionante, siempre se ha notado mucho su movimiento pero normalmente hacía una pausa entre uno y otro, en cambio ese día mi barriga era un espectáculo.

En uno de los boletines que leo me pone también que la mayoría de los papis sienten algún cambio durante el embarazo y que se debe al deseo de formar parte de él, entonces algunos sienten náuseas, a otros les crece la barriguilla, etc. En nuestro caso esto no ha ocurrido y supongo que es porque lo pillamos a tiempo. En las primeras semanas de embarazo maridín se sentía muy frustrado porque no entendía qué me pasaba en cada momento ni sabía cómo ayudarme.

Pasamos varios días que yo también empecé a frustrarme porque no llegábamos a entendernos y eso nos cabreaba, una día casi discutimos porque yo me sentía incomprendida y él no sabía qué hacer, ahí fue cuando decidí empezar a leer boletines del embarazo semana a semana. Desde ese momento, cada vez que cumplo una nueva semana se lo cuento, le explico qué cambios puedo tener, cómo avanza el bebé y, si surge alguna molestia, le explico a qué se debe o cómo se puede solucionar o, al menos, mejorar.

De esta forma él comprende mejor qué es lo que me pasa y cómo puede ayudarme a que todo vaya mejor, a estas alturas ya lo tiene todo controlado y cada vez que cumplo una semana él mismo me pregunta "¿Y en esta semana qué pasa?" para que le cuente. Creo que ya os lo recomendé anteriormente, pero os lo vuelvo a recordar: Compartid con vuestra pareja cómo va todo, contadle cada cambio, cada molestia, cada solución.

Puede parecer un poco raro y lo mismo al principio les cuesta escuchar, más que nada porque el inicio del embarazo tiene muchas molestias y se llevarán las manos a la cabeza, pero a la larga se agradece y es muy bonito compartir cada momento del embarazo sabiendo que la otra persona entiende de lo que hablas.
viernes, 20 de julio de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Hoy comenzamos el mes de Ramadán, ese en el que la mayoría sabréis que no podemos comer ni beber durante el día pero que se compone de muchísimas más cosas a parte de eso. En este mes toca acernarnos más aún a nuestra religión, intentando mejorar nuestro caracter, trabajando nuestra paciencia y llenando nuestro tiempo más con temas religiosos que con temas mundanales, como por ejemplo leer el Corán o hacer rezos voluntarios.

Toca más que nunca corregir errores que cometemos a diario, aprender y poner en práctica todo lo relacionado con nuestra religión. Una lista de buenas acciones que podemos hacer durante Ramadán podría ser esta:
  • Sonreir más a menudo, la sonrisa es una caridad.
  • Evitar peleas, la violencia no lleva a ninguna parte.
  • Estrechar lazos familiares reuniéndonos para romper el ayuno juntos.
  • Compartir aquello que tienes con otros que no tienen tanto. Esa familia que casi no tiene para comer te agradecerá un plato de comida, por simple que sea.
  • Es un buen momento para pedir perdón. Quien no perdona no será perdonado.
Esto son solo 5, pero podemos hacer muchas más y cada una tendrá su recompensa. Y ante todo no olvidéis que en Ramadán nos centramos más en estas cosas, las ponemos más en práctica por tratarse de un mes especial y hacemos bien en ello, pero muchas veces cometemos un gran error: Después de Ramadán, todo aquello en lo que hemos trabajado se olvida, volvemos a centrarnos en nosotros mismos y nos olvidamos de quien tenemos al lado, volvemos a la vida mundanal y nos olvidamos de la espiritual, volvemos a olvidarnos de los familiares, de saber perdonar, de tener paciencia.

Aprovechad Ramadán para mejorar como musulmanes, pero por favor, no olvidemos que durante el resto del año también lo somos.

¡Ramadan mubarak!

PD: Aclaro que en Marruecos Ramadán empieza mañana, si Dios quiere, pero en España empieza hoy. He publicado esto ahora porque la mayoría de las que me leéis estáis en España.

sábado, 14 de julio de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

¡Al fin, la semana 30!. Ya hace 10 semanas desde que empecé el reposo y en aquel entonces las 30 semanas las veía tan lejos... La noticia de que mi Pimpollo podía nacer prematuro, en ese momento con tan solo 20 semanas, con tan poquísimas posibilidades de salir adelante, me dejó helada. Pasé muchísimo miedo, hasta cuando estornudaba me daba miedo, me agobiada con todo, cambiaba de humor constantemente, ahora quería compañía y de repente quería estar sola. ¿Quién se iba a encargar de la casa? ¿Me tienen que traer desayuno, almuerzo, merienda y cena a la cama?.

Siempre he sido muy independiente y la idea de no poder hacer las cosas por mí misma me mataba, pero a la vez sabía que no me quedaba otro remedio si es que quería mi Pimpollo siguiera creciendo en mi barriguilla. Pregunté por el tema de las incubadoras, que aquí no son gratis, cuestan un pastón al día y, por mucho que quisiéramos, no podríamos pagarlo.

Eso me agobió aún más pero también me dio el empujoncito que necesitaba para sacar fuerzas y enfrentarme a la situación con buen humor, me costó, no fue una tarea fácil e incluso a día de hoy a veces tengo mis bajoncillos porque esta situación se me ha presentado junto a otras cosas y claro, todo a la vez a veces se hace difícil. Pero gracias a Dios voy pasando los días y acabo de cumplir las 30 semanas, ¡Quién me lo diría!.

A esta semana llego asfixiada, literalmente. El útero ha crecido lo suyo, no me preguntéis dónde leches tengo mi estómago porque no sabría exactamente dónde situarlo y mi diafragma está sufriendo lo suyo también, me cuesta respirar, sobre todo teniendo en cuenta que paso el día semi-tumbada o completamente tumbada y eso me dificulta un poco más. El dolor de espalda ha vuelto para quedarse, la verdad es que aguanto poco semi-tumbada...

Ahora que estoy en la semana 30 voy alternando en mi ánimo de nuevo, a veces estoy contentísima de haber llegado hasta aquí y con fuerzas para continuar aún más, feliz al pensar que pronto veré a mi Pimpollo, si Dios quiere, y con muchas ganas de enfrentarme al parto lo mejor posible, tanto que  veces pienso incluso en no recurrir a la epidural.

Pero a ratos mi ánimo cambia y me siento muy asustada por el parto, que no sé qué me espera, no sé cómo enfrentarme a él, no estoy segura si recurrir a la epidural o no. Por un lado pienso que sí, que sería mucho mejor porque soy muy delicada con el dolor, pero por otro pienso que no porque me dan pánico las agujas y la de la epidural no es precisamente pequeña.

Ahí voy alternándome y pensando en que cada vez me queda menos. Ya veré qué me dice la gine en la próxima visita, pero supongo que alrededor de la semana 36 tendré que dejar las pastillas y a partir de ahí, cuando llegue llegó.¡Qué nervios!.

PD: Sí, Pimpollo continúa su revolución contra mis costillas y no piensa parar, mi vientre ahora es suyo, todo espacio le pertenece y, si a él le parece que unas costillas no pueden formar parte de su entorno no pasa nada, siempre puede estirparlas a fuerza de patadas.

He intentado convencerle de que esas costillitas ahí puestas le dan un toque muy rústico a su hogar, pero se ha empeñado en apuntarse a la moda del minimalisto y no hay revista de Casa y jardín que lo convenza, de paso se ha apuntado también a quitarme el diafragma, que tener un porche no le parece adecuado junto a su decoración minimalista.

Como siga en ese plan en cuanto nazca lo pongo a lijarme y pintarme la cama de forja, ya veréis qué mona me va a quedar.


jueves, 12 de julio de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

De nuevo quiero consultaros para ver qué me aconsejáis, en esta ocasión es sobre la ropa para Pimpollo en los primeros meses (desde que nace hasta los 6 meses) y aún me queda una consulta más, pero esa ya llegará más adelante, si Dios quiere. A continuación os pongo una lista de lo que tengo para esos primeros meses, tengo más cosas pero van de los 6 meses en adelante:
  • 2 pares de calcetines (Talla 0-6 meses)
  • 1 gorrito (Talla 38)
  • 1 babero grandote (26 cm)
  • 1 body de manga larga (Talla 3 meses)
  • 1 body de maga corta (Talla 2-6 meses)
  • 1 body de manga larga (Talla 2-6 meses)
  • 1 body de tirantes (Talla 0-2 meses)
Además de esto tengo un gorrito más y unos patucos que me los regaló Yasmin cuando vino a visitarme, pero eso lo veo bien de talla y por eso no lo he añadido a la lista. Mi gran duda está en las tallas más que nada porque lo veo todo muy grande, comparando el body de la talla de 3 meses con el resto hay una gran diferencia de tamaño, incluso el de la talla 0-2 meses es mucho más grande...

Por eso quería saber, ¿Creéis que voy bien de bodies o debería comprar otros de alguna talla en concreto?. Y, además de los bodies quería comprar pijamas ¿Con 4-5 pijamas créeis que estaría bien? ¿De qué tallas me aconsejáis que los compre?.

A parte de eso, si sabéis de alguna cosa que creáis que vaya a necesitar, algún consejo o lo que sea, ¡será bienvenido!. Ains esto de ser mami primeriza... ¡Es todo tan nuevo!.
miércoles, 11 de julio de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

En realidad tenía que haber escrito esto para el sábado, pero como veis continúo un poco ausente en el mundo internáutico. Y es que es muy molesto tener el portátil encima, así que lo intento porque es con lo que más me entretengo durante todo el día, aquí leo blogs, libros, veo videos, estudio... Pero es complicado aguantar con él encima. Maridín me ha mandado a hacer una mesilla para que pueda ponerme mejor con el portátil, espero que no tarde mucho.

Sobre la semana 29 la verdad es que tengo poco que decir, todas las molestias que se supone que tocaban en esta semana ya las pasé en la anterior (acidez de estómago, dolor de espalda) y en esta semana no he tenido casi ninguna molestia. Increíble pero cierto, ha sido una semana muy tranquila, es cierto que me ha dolido un poco la espalda, faltaría más, todo el tiempo estoy tumbada o semitumbada en la cama, pero no ha sido tan pesado como la semana anterior.

La acidez que fue tan insoportable de repente desapareció, es algo que no entiendo porque no he cambiado nada en la alimentación, sigo cenando tarde, etc. Pero bueno, me alegro de que esta molestia se haya ido y no me hace falta buscarle un motivo.

Algo que sí ha cambiado en esta semana es el tema del estreñimiento... Con esto soy muy delicada y no me gusta hablar del tema, pero es que no me lo esperaba para nada. He tenido semanas más o menos difíciles pero de momento esta es la peor, debo decir que en parte tengo culpa. El caso es que siempre he funcionado como un reloj pero en esta casa hay un pequeño saloncito donde siempre está mi suegri viendo la tele y justo en frente está el servicio.

Para mí eso es muy incómodo porque básicamente es como si estuviéramos sentadas una delante de la otra, solo que con una puerta de por medio. No soporto que se sepa cuándo entro y salgo del servicio o qué estoy haciendo en él, hasta cuando me cepillo los dientes intento ser lo más discreta posible, así que en temas más escatológicos llego al punto de que, como haya alguien en el salón, me aguanto y no voy.

Normalmente la suegri suele salir por la mañana y a mí eso me venía genial, aprovechaba ese momento, pero hace un tiempo que se pasa el día entero viendo la tele, así que no encuentro oportunidad y eso me ha afectado mucho. A ver qué tal en los próximos días...

Respecto a Pimpollo, continúa con sus estiramientos y me he habituado a ellos. En principio era raro, parecía que los pies fuesen a atravesarme la barriga en cualquier momento, pero poco a poco me he habituado y ahora juego con sus piececitos. Por las tardes es cuando más se mueve (justo en la hora que duermo la siesta...) y suelo juguetear "agarrándole" los pies, él los cambia de sitio y yo los busco de nuevo.

Así paso un buen rato y me río porque parece como si de verdad estuviera jugando, además reacciona cuando toco la barriga y eso me encanta, a veces soy yo la que le provoca colocando la mano donde sé que están los pies para que empiece a dar sus pataditas. A maridín le hace menos gracia, con mi mano reacciona rapidamente, pero con la suya parece que le cuesta... Pimpollo love's mami! jijiji.
domingo, 8 de julio de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Como cada domingo hoy os traigo otro premio, esta vez fue nuestra querida Mamá de Parrulín y Parrulinchi quien me lo pasó hace ya unos días, pero como estuve algo alejada del ordenador por culpa de la calor pues ahí estaba esperándome. 


La penitencia de este premio es contar 7 cosas sobre mí, así que, ¡Allá voy!:

1. Después de una ducha soy la más feliz del mundo. Sencillo ¿Eh?.

2. Puedo reconocer a personas cercanas a mí por su olor corporal incluso cuando ya se han ido. Recuerdo una vez, cuando mis padres acababan de separarse y mi padre ya no vivía en nuestra casa, entré y le dije a mi madre "Papá ha estado aquí ¿Verdad?". Maridín estaba presente y se quedó de piedra.

3. Soy muy delicada con la leche. En España solo tomaba Puleva Omega 3, aquí solo tomo Centrale (aunque me costó adaptarme a ella). En cuanto me cambian la leche lo noto con tan solo olerla, aunque me digan que es la misma.

4. Soy muy perfeccionista, en condiciones normales soy de planchar hasta las sábanas y doblar la ropa interior.

5. Me encantan los colores y el día que tenga una casa con maridín estoy segura de que va a ser todo un arco iris, en cambio para la ropa mi color preferido es el negro, aunque el gris y el rojo también están presentes.

6. Me siento muy activa después de hacer deporte, aunque reconozco que me cuesta ponerme...

7. Mi vida anterior no tiene absolutamente nada que ver con lo que es ahora, y soy feliz por ello.

Y ahora toca pasarlo a 5 blogs:

El camino para ser mamá, porque casi me desmayo cuando leí su blog por primera vez. Estaba al principio del embarazo y tenía sospechas, pero aún no lo sabía con seguridad. El caso es que estaba hipersensible y leyendo su parto tuve que salir corriendo a la cama porque me desmayaba y estaba sola en casa. Gracias a Dios tengo experiencia con los desmayos y supe en qué posición ponerme para evitarlo.

La jirafa, porque siempre comparte las actividades que hace con su nena y son muy interesantes.

Estrellas en los ojos, porque sencillamente se lo merece.

Padres de trillizas, siempre leo aunque rara vez comento, no sé por qué. El caso es que tener a 3 futuras princesitas parlanchinas en casa se merece un premio.

Primerizos con mellizos, porque hace mucho que no se sabe de ella y espero que sea porque anda limpiando las babas que se les cae con sus mellizos.


lunes, 2 de julio de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Lo sé, esta semana he desaparecido por completo, no he publicado, no he comentado en vuestros blogs (aunque sí he visitado) pero todo tiene una explicación: Esa calor insoportable que llegó de repente y que puso de nuevo los termómetros a 40ºC. Con tantísima calor lo que menos me apetecía era estar tumbada en la cama, pero de eso no me queda más remedio, y tampoco me apetecía ponerme el portátil caliente encima... Así que lo he utilizado pero de lejos, poniéndole solo un dedito para poder leer y poco más.

Ahora por fin ha refrescado, gracias a Dios, así que me toca ponerme al día. Ya cumplí las 28 semanas y estoy contentísima, eso sí, los boletines cada vez me impresionan más, llevo ya no sé cuántas semanas leyendo que "en esta semana le crecerán las pestañas". Como eso sea cierto las pestañas deben llegarle ya a los tobillos.

Además de esto, mi queridísimo Pimpollo ha descubierto que estirarse es muy guay y, cuanto más relajada esté mami, mejor, así la espabilamos. Como algunas recordaréis, mi pequeñín ya estaba colocado como para el parto, con la cabeza abajo y mirando hacia atrás. Bien pues, desde que ha descubierto el arte del estiramiento, es frecuente notar cómo sus tobillos empujan por la zona de mi estómago, prácticamente puedo casi agarrárselos de tanto que aprieta y se marcan en mi barriga. Tengo la impresión de que intenta salir por el sitio equivocado, eso o ha decidido probar cuánto es capaz de estirarse mi barriga en un punto fijo.

No recuerdo si ya os lo comenté alguna vez o no, pero es muy delicadito y en cuanto tengo algo encima de mi barriga (que por supuesto no pesa, como un vaso por ejemplo), parece ser que le molesta y se pone a darle golpes. Hasta que no lo quito, no para. Por ahí puedo pasar, pero oye ¿También le molestan mis costillas?...

En cuanto a mis cambios, esto del reposo está empezando a notarse en mis músculos. No puedo estirarme porque me quedo pillada (y duele), tampoco puedo hacer ciertos movimientos sin un previo calentamiento, porque me dan tirones, los movimientos más inocentes a los que he tenido que enfrentarme han sido:
  • Girarme en la cama: Eso de estar tumbada al lado derecho y darme la vuelta al izquierdo es toda una aventura. Tengo que ir poco a poco, ponerme primero boca arriba y prepararme para terminar el giro. Lo bueno es que cuando termino estoy agotada, así que me quedo dormida rápido.
  • Incorporarme para beber agua: Os aseguro que a veces estoy muriendo de sed pero no me incorporo para beber por lo muchísimo que me cuesta.
  • Ponerme una camiseta: Sencillo ¿Verdad?. Pues no. Han llegado a darme tirones con los que he visto las estrellas.
A pesar de todo me encuentro bastante bien, gracias a Dios, me alegro muchísimo de ver hasta dónde he llegado y espero poder seguir muchísimo más, a poder ser, espero que mi Pimpollo nazca a término, si Dios quiere. Y ahora me voy a ponerme al día con vuestros blogs, que ya me vale.

Parto y postparto

Mi pequeñín

Seguidores