¡Recibe las novedades en tu email!

lunes, 27 de agosto de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Lo sé, dije que no escribiría nada hasta que naciera Pimpollo, luego publiqué un premio y ahora vengo con una entrada... ¡Pero es que no puedo resistirme!. Mi idea de no escribir nada era porque seguramente iba a torturaros con el monotema de que Pimpollo aún no ha nacido, ya escribir sobre una semana más de embarazo iba a ser tres cuartos de lo mismo, ni siquiera leo los boletines porque todos me dicen que me prepare para el parto y poco más, que el futuro enano ya está bien crecidito y listo para salir.

Pues con esto del tapón mucoso pensé que saldría antes, pero justo hoy hace poco más de dos semanas de eso y aquí sigo (¡Dios mío! Desde aquí le huelo la colonia al vecino y vivo en un tercero). Imagino que estará cerquita o como mínimo está haciendo su labor de encajarse porque llevo un par de días que a veces pego un salto del pinchazo que me da en la zona baja del vientre.

La hora de dormir es una tortura, me pongo a dar vuelta y vuelta hasta que duermo por agotamiento, porque cómoda lo que se dice cómoda, no estoy. En algún momento me ha dado también dolor como menstrual, muy leve, pero ahí estaba. Se supone que ya se debería mover poco por la falta de espacio pero Pimpollo, o se hace el acróbata o le importa un pimiento el espacio que haya, que él se mueve continuamente. Maridín dice que lo tengo sobrecargado de azúcar porque como muchos dátiles y que ni él mismo sabrá por qué se mueve tanto.

Durante el día no me importa, puedo pasarme un buen rato mirando cómo se marca un pie o una pierna en mi barriga e incluso intentando agarrarlos, pero por la noche se hace pesadete, sobre todo cuando abre las piernas y me clava un pie en el lado izquierdo y otro pie en el lado derecho. En ese momento mi barriga tiene la misma forma que un balón de fútbol americano y no puedo tumbarme ni a un lado ni a otro, porque el señorito ha puesto ahí su pie y no le da la gana que algo más le toque, que enseguida se pone a dar golpes desesperados.

El síndrome del nido aún no ha desaparecido, me paso el día haciendo cosas y además acabamos de comprar un armario (llevábamos ya 3 años sin armario...), así que tuve bastante trabajito vaciando cajas y colocando todo en su sitio, moviendo el resto de muebles para hacer hueco a todo, etc. Ya solo nos quedan un par de cosillas más y tenemos todo listo para la llegada de Pimpollo, si Dios quiere.

PD: En una semana viene mi madre de visita y el otro día andaba regañándome porque Pimpollo aún no ha nacido, que cuando venga quiere verle. Espero que nazca antes de que llegue, porque como me ponga de parto con ella aquí, esto va a ser un completo caos... (Madre histérica que solo ha tenido un parto y fue cesárea + futuros padres primerizos que no saben por dónde pillarán todo cuando llegue el momento, no son compatibles).

PD2: ¡Casi lo olvido! Quería comentaros que desde que perdí medio kilo en los primeros meses de embarazo hasta ahora, he engordado 15 kilos, y eso me ha dado un ligero problemilla: No puedo pasar más de 10 minutos en pie porque no estoy habituada a tanto peso y enseguida me duelen los huesos de las piernas así que hago muchas cosas, pero aguantándome el peso con los brazos hasta que ya no puedo más y me siento. ¿Conocéis alguna forma de aliviar esto?.


martes, 21 de agosto de 2012

Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Dije que no iba a publicar nada hasta que no naciera Pimpollo, más que nada porque iba a ser todo monotema (pinchazos por aquí, dolores por allá, Pimpollo que no se decide...), pero Drew acaba de dejarme un premio y sé que como no los vaya publicando luego se me olvidan y no me gusta que queden desterrados. Iré publicándolos por orden de llegada y espero no dejarme ninguno en el tintero, que mi cabeza ahora solo piensa en episiotomías y en un bebé regordete que ya tiene su cuna a mi lado de la cama.

El premio que os traigo hoy me llegó de parte de Vero, de El camino para ser mamá, un blog con el que quedé impresionada desde el primer día y de los primeros que seguí cuando me aventuré en todo esto de los blogs de maternidad, que antes solo andaba por los de cocina. ¡Gracias por el premio!.

Este premio consiste en responder a 5 cosillas y luego toca pasarlo a 5 blogs. Allá voy pues con las preguntitas:

-Un libro que aconsejas:
Os diría el Corán pero a veces es difícil entender a lo que se refiere, ya sea por la traducción del árabe a otros idiomas o por algún otro motivo, por eso, os diré también que para empezar estaría bien acompañarlo de "El edén de los virtuosos".

-Un juego, juguete o actividad que no falla:
En este momento la actividad que no falla con mi Pimpollo son las patadas en las costillas, alternadas con los cabezazos en mi zona íntima. Divertidísimo.

-Una canción infantil:
No escucho música y la verdad es que nunca he soportado las canciones infantiles, ni siquiera de pequeña (¡La que me espera!).

-Un buen plan:
Después de unos meses en cama cualquier actividad que requiera salir de casa a que me de un poco el sol y el aire fresco es un buen plan. Si le añadimos un helado de chocolate entonces será un plan muy bueno.

-Una canción:
Me repito, no escucho música, aunque hay un nasheed ("canción" islámica sin instrumentos) que es muy especial para mí, tanto que no he publicado este premio antes porque dudaba sobre poner este nasheed o no... Supongo que luego os preguntaréis por qué es tan especial para mí y de momento solo os diré que es una historia muy larga, conté un poco por otro blog hace un tiempo y no sé si algún día me lanzaré a contarlo todo por aquí (lo dudo mucho).



Y ahora toca lo difícil, que es pasarlo a 5 blogs:
B aprende en casa: Porque se merece una bienvenida
Cuando olía a vainilla: Pronto yo también dejaré de oler a vainilla, pero si es por tener a un piojo tan monísimo como el suyo estoy segura de que merecerá la pena.
La mamá de una bruja: Amablemente respondió a todas mis dudas sobre el parto por email y yo aún no le he respondido... ¡No tengo perdón!.
Reutilizar y crear: Me encantan sus ideas y justo tengo unos tetrabriks con tapón de rosca con los que quería hacer algo.
Mi mamá me mima: Sé que no acepta premios, pero quería agradecerle por la entrada que me dedicó explicando qué llevar en el bolso para el hospital, ha sido todo un detalle ¡Muchísimas gracias!.

¡Nos volveremos a ver en el próximo premio! Si es que no ha nacido Pimpollo antes de que lo publique...
sábado, 18 de agosto de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Sigo aquí enterita, todavía no ha llegado el parto pero poco le faltará supongo, si Dios quiere. Ayer tomé mi última pastillita del tratamiento que he ido siguiendo hasta ahora y que me impedía tener contracciones (aunque aún así las he tenido, pero bueeeno). A partir de ahora no hay nada que me retenga el parto, ni medicamentos ni la falta de movimiento ¡Vuelvo a moverme!.

Con esto del síndrome del nido, que me ha dado bastante fuerte, ya estoy totalmente recuperada del reposo. Me canso por el peso de la barriga que ya está bien grandecita, pero paso el día de un lado a otro haciendo cosas, he llegado a limpiar la casa entera en un solo día (y no solo rapidín, suelos y rincones insospechados incluídos) además he tenido que limpiar cosas de segunda mano que me han regalado como la cuna, la sillita del coche y un par de tronas. Aunque ahora no se van a usar las tronas, pero se me metió entre ceja y ceja limpiarlas.

He cambiado la posición de todos los muebles de mi habitación para incorporar la cuna (esto con ayuda de maridín) y hasta he ordenado mil papeles que tenía por ahí, simplemente porque ya no encontraba nada que limpiar. Con tanto ajetreo pasé mis agujetas y mis momentos de "no puedo más", pero ya puedo decir que me muevo con normalidad a pesar de la panza que me acompaña. Maridín dice que lo tengo engañado y que mi barriga es desenroscable, entonces me la quito para hacer todo y luego me la vuelvo a poner. ¡Ains si se pudiera hacer eso!... Me pondría hasta a pintar la habitación.

Y bueno ¿Todo este rollo qué tiene que ver con el título?. Desde luego esto no lo escribo desde twitter, no voy a ser yo la especialita a la que se le permita escribir más de 140 carácteres. Mi título va porque muchas vais preguntándome si ya me puse de parto o no, que cuando no me veis pensáis que Pimpollo ya está en camino o quizá ya haya nacido, etc. Para manteneros informadas he decidido incorporar mis tweets por aquí al lado (a la izquierda), ahí iré actualizando mi estado, como es rapidín puedo actualizar varias veces al día e incluso si me pongo de parto lo mismo hasta aparezco por ahí a quejarme de mis dolores.

Dicho esto, creo que pocas entradas más escribiré de aquí a que llegue Pimpollo. Tengo pensado escribiros qué llevo en el bolso y cómo me lo he organizado para que me quepa todo a pesar de que llevo hasta sábanas para la cama, toallas y mil cosas más, pero no prometo nada de momento, así que hasta la próxima, si Dios quiere, y ¡Nos vemos en twitter!.
miércoles, 15 de agosto de 2012
Quien me regaló el bolso no sabía que será un niño... De todas formas no me importa y me gusta, tiene los colores del blog : )


Papeleo organizado, que después con las prisas nos volvemos locos


¡Y todo al bolso! Los papeles van en la carpetita, para que no haya líos.


lunes, 13 de agosto de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Cuando una, primeriza e inocente, se imagina la expulsión del tapón mucoso, se lo imagina de otra manera muy diferente a lo que a mí me pasó. Siempre creí que sería como un flujo, con una consistencia algo diferente, que me lo encontraría en la ropa interior. Vamos, lo normal de cualquier flujo, pero ilusa de mí, que la llevo liando dos días con esto.

La expulsión del dichoso taponcito empezó este sábado, pero no sabía qué era y mucho menos pensé que podría ser eso. Al cambiarme de ropa me encontré con una bolita del tamaño de un garbanzo y con una consistencia, color, etc exactamente igual que la silicona. Lo primero que pensé fue "¿Y dónde leches tiene silicona este pantalón?" (me la había encontrado pegada a la pierna). Seguí a lo mío y por la noche volví a encontrarme con otra bolita, de nuevo al cambiarme de ropa (tengo la manía de cambiarme de ropa interior entre 2-3 veces al día) y otra vez pensé que esa "silicona" salía de alguna parte de mi ropa.

Como veis pasé el sábado peleándome con "bolitas de silicona que salían de mi ropa". El domingo por la mañana no me encontré más, pero al mediodía fui a limpiarme y al quitarme la ropa me encontré con algo que colgaba (y bastante, sino no lo habría visto con la panza que llevo). De nuevo, inocente, pensé "¡Puaj cuánto flujo!" y continué con mi proceso de limpieza, pero aquello no se iba.

Volví a limpiarme y nada, no se quitaba. Ya empecé a preguntarme qué era eso, porque un flujo normal no era. Seguí intentando quitarlo y nada, ya cabreada de que no podía quitar eso decidí (y perdón por los detalles) enrollarme eso en el dedo y tirar, ¡Pero tampoco salía!. Ahí ya me asusté y pensé que lo mismo era algo del niño, la bolsa que se había roto y salía un trozo o yo que sé.

Me vestí a toda prisa y fui a mi habitación en busca de maridín, asustada le solté "¡Tengo algo colgando ahí abajo! Estoy tirando pero no se quita ¡No sé qué es!". Claro el pobre no sé si por nervios, por la situación en sí o porque tampoco tenía ni idea, pero lo primero que hizo fue empezar a reirse. Ya me reí yo también y me tranquilicé un poco, pero seguía preocupada sin saber qué era eso.

Maridín me sugirió acudir en busca de Cintia y Yasmin, a ver si me podían decir qué era, así que eso hice. No estaban, les dejé un mensajito y continué a lo mío, pero no podía quitarme de la cabeza que llevaba "algo colgando". Después de unas horas ya no podía más, fui al servicio y tiré de nuevo de esa cosa hasta que salió, que le costó lo suyo.

Me dio miedo hacer eso, pero me alivié muchísimo al verlo ya fuera y comprobar que era la misma "silicona" que me había encontrado el día anterior, entonces busqué en internet y vi que se trataba del tapón mucoso, aunque siempre lo describen rojizo, marrón o con hilos rojos y en mi caso no era así, pero tampoco me importaba, al menos ya sabía qué era.

Hoy he vuelto a encontrarme con "bolitas de silicona", pero ya no me pongo a buscar de qué parte de la ropa salen.
sábado, 11 de agosto de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Supongo que el título os habrá parecido raro y es que esta semana ni boletines ni nada, que no sé dónde estoy. Fui a la ginecóloga el jueves, pero a otra, porque a la que estaba llendo hasta ahora se ha puesto mala y no se sabe cuándo volverá... De todas formas estoy contenta con esta otra gine, la revisión y la eco han sido mucho más completas.

¿Y qué tiene que ver esto con esas 34 ó 35 semanas?. Pues es que me cuenta la gine que, según la fecha de mi último periodo se supone que estoy en la 34, pero el bebé lleva el desarrollo de 35 semanas, casi las 36... Así que ya no sé dónde estoy, solo puedo deciros que me alegro porque entonces Pimpollo ya está fuera peligro de incubadoras y eso alivia muchísimo.

Tengo otra buena noticia, mi queridísima placenta que antes estaba por delante, se ha ido desplazando y ya no se interpone en el camino de Pimpollo, la tengo al lado derecho y según la gine aún puede seguir subiendo, pero que si lo hace o no tampoco nos importa, porque lo importante ya está listo. Eso significa que puedo tener parto natural, si Dios quiere (Uff, otro gran alivio).

Un gran alivio más es que me hicieron análisis de orina para ver si había proteína en ella y ha resultado ser que no la hay. Esto me alivia mucho porque siempre tuve miedo a que me pasara lo mismo que le pasó a mi madre y que acabó en cesárea de emergencia con riesgo de muerte para las dos ¡Pero estoy fuera de peligro! Gracias a Dios.

Otra buena noticia es que ya me puedo empezar a mover, voy poco a poco, tampoco es que pueda llevar el ritmo habitual de antes, pero al menos ya empecé a caminar y a hacer alguna cosilla en casa. Me canso enseguida, de hecho el día que fui a hacerme los análisis era un jueves y aún el martes tenía agujetas de haber subido y bajado las escaleras, pero ahí voy avanzando.

¡Ui casi lo olvido! Esta gine está loca, pero en el buen sentido (si es que lo hay). Durante la eco se entretuvo bastante mirando todo y por supuesto llegó a la zona íntima de Pimpollo. Ahí que nos plantó en plena pantalla su entrepierna, pero no contenta con esto nos dice "¡Mirad, son los testículos!", con la emoción de un niño al que le das un helado, y para terminar de acentuarlo aún más de repente se escucha "clic". Maridín y yo la miramos con cara de "¿Qué ha sido eso?", y nos responde ella muy feliz:

- Le he hecho una foto, para que os quede claro que es un niño.

Y se hizo el silencio... Ahora tenemos la foto de una eco con sus testículos en primer plano. Ya le he dicho a maridín que como se ponga tontorrón durante la adolescencia pienso amenazarle con esa foto.

Casi olvido otra cosa, esta gine me ha dicho que ya no estoy dilatada. Me quedé muy confundida porque tenía entendido que una vez que dilatas ya así te quedas, pero ella dice que el cuello del útero está cerrado, así que no sé qué pensar ¿Es posible esto o a la otra gine se le fue la cabeza?. Me han dicho que tiene tendencia a exagerar las cosas... Ya esta semana es la última que tomo las pastillas para evitar contracciones y además me ha bajado la dosis.

Pero no todo lo que os traigo hoy son buenas noticias, o eso creo... Ayer a las 1:40 empecé a tener contracciones cada 2 minutos, en ningún momento me dolieron, pero así estuve toda la noche. Hace tiempo leí que si se tienen más de 5 hay que avisar al médico y se lo dije a maridín, pero su respuesta fue "La gine ha dicho que si no duelen son normales", pero ya las tuve una vez durante 2 horas, no dolieron y se supone que dilaté ¿Qué debería pensar entonces?.

Me asusté muchísimo, no por el bebé, que ya no es lo mismo que cuando esto me ocurrió a las 20 semanas de embarazo, sino porque me imaginé ya de parto y me dio un miedo horrible, hasta empecé a tener mareos y pensé que en algún momento me desmayaría. Eso sin que me doliera nada... El día que de verdad me llegue el parto y me duela algo ya veremos qué pasa.

Pero me he quedado con mucha duda ¿Qué créeis que debería hacer?. Como maridín me dijo eso lo que hice fue irme a dormir. Sí, me quedé dormida con contracciones cada 2 minutos, de vez en cuando me despertaba, iba al servicio y me volvía a dormir. Así toda la noche. Ya por la mañana dejé de tener contracciones y en algún momento he vuelto a tener alguna, pero espaciada, como siempre.

¿Debería preocuparme o hacer alguna cosa?.

jueves, 2 de agosto de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Un avestruz
- Continúo con la segunda y de momento última parte sobre el bosque de las afueras de Rabat, que me había quedado muy largo y por eso lo dividí en dos -

Hay que tener cuidado con las piedras del suelo, a veces hay escorpiones debajo y puede aparecer alguna serpiente que estuviese por ahí camuflada entre piedras y arbustos. Además de animales podemos ver también muchísimas flores. Cuando el calor aprieta ya todo lo que queda no es más que hierba y alguna que otra zona con girasoles, pero cuando acaba de empezar la primavera es precioso, se ven zonas que se dividen por colores como el morado, el amarillo y el rojo.

Una yegua "mu" rubia junto a su cría
Lástima que perdí la foto en la que se veía toda esta variedad de colores, pero volveré seguro, si Dios quiere, y prometo foto de esto y, sobre todo, de las amapolas ¡Que me encantan!. Os dejo con un par de fotos más y a continuación pongo información que puede ser de interés si queréis visitarlo.

Jabalíes y sus crías corriendo
Mister y Miss gacela
¿Se puede ir con niños?: Como poder, se puede, pero hay que adaptarse según la edad del niño y su capacidad para no andar cogiendo piedras, acercándose a los arbustos, corriendo o haciendo ruido, porque de esa forma una de dos, o no veis nada o, mucho peor, se podría hacer daño. En caso de que el pequeñín aún no esté preparado para permanecer en silencio y tener cuidado con lo que hace o toca, es mejor ver todo desde el coche, claro que también deberá tener interés como para no aburrirse sin salir del coche.

¿Qué se puede hacer allí?: Observar la naturaleza, aprender sobre la forma de vida de cada animal, aprender a respetar el espacio natural y, por supuesto, hacer fotos de los animales o flores que nos gusten, que luego pueden servir para actividades o, simplemente, para volver a verlos. Claro que esto de la fotografía también requiere su práctica, de todas las veces que he ido, solo las 2 últimas pude hacer fotos. La mayoría de las veces hay que ser rápidos si quieres hacer una foto decente.

El mejor y el peor momento para ir: El mejor momento, para mi gusto, es la primavera. Al inicio podremos ver muchísima variedad de flores y, al final, podremos ver que ya han nacido las crías de la mayoría de animales. El peor momento sin duda es en invierno, en concreto cuando llueve, porque los animales se refugian de la lluvia y es muy difícil llegar a ver algo.

¿Y a la hora de comer?: Podéis volver a la ciudad o llevar algo ya preparado, nosotros una de dos, o comemos primero en algún sitio y luego vamos al bosque, o llevamos comida ya preparada y así podemos ir con tranquilidad, es un lugar para visitar con tiempo y a la luz del día, cuando oscurece es difícil ver algo y además ya es más peligroso. La mayoría de las veces compramos sandwiches, zumos, agua y algo de picoteo por el camino.

Buscar

Ummu Aisha Al Magrebia © 2011. Con la tecnología de Blogger.

Parto y postparto

Mi pequeñín

Seguidores